Gas excesivo en bebés


Gas excesivo en bebés

Durante la crianza de un bebé, tratar  los problemas de gases no es inusual en lo absoluto, especialmente en los dos primeros meses después del nacimiento. De hecho, casi todos los recién nacidos y los bebés son susceptibles a la hinchazón. Sin embargo, algunos de ellos manifiestan una mayor formación de gases, lo que resulta en dolor y síntomas de malestar. Como los bebés no pueden comunicarse verbalmente, los padres deben estar alerta sobre los signos de flatulencia excesiva en los niños, y tratar de evitar las razones causales principales.

¿Qué causa la formación excesiva de gases en los bebés?

Aunque el exceso de gases se ve en muchos bebés, es más común en los bebés alimentados con botellas (pomos). Hay que decir que el sistema digestivo de los lactantes no es lo suficiente maduro, y la alimentación correcta es imprescindible para evitar problemas relacionados con la digestión. La flatulencia en los bebés se da debido a varios factores, y su comprensión es crucial para abordar el problema de manera efectiva. Algunas de las causas principales del exceso de gases en los bebés se destacan a continuación.

La digestión del proceso: El gas es un subproducto común en la descomposición de las proteínas lácteas y lactosa. La leche materna o fórmula para bebés contiene lactosa, proteínas y otros nutrientes, que después de los resultados de digestión producen gases en los bebés. En resumen, el gas en el bebé es normal hasta cierto grado, y se observa tan pronto como inicia la alimentación.

Gases de Ingestión: Durante la lactancia y la alimentación con botella, las burbujas de gas engullen y contribuyen a un exceso de gases en el tracto digestivo. La ingestión de gases es más evidente, cuando la madre lactante segrega menos leche, o cuando el tamaño de la boquilla de la botella es muy pequeño.

Dieta materna: Otra de las causas para la formación de un exceso de gases en los bebés es por la alimentación de la madre que amamanta. Algunos alimentos desencadenantes incluyen legumbres, productos lácteos, alimentos cítricos, repollo, coliflor y otras verduras crucíferas. Las huellas de estos alimentos pasan al bebé a través de la leche materna.

Otras causas: Además de las causas anteriores, el exceso de gases en bebés puede ser debido a los efectos secundarios de medicamentos, o como una señal de referencia de infecciones gastrointestinales. La infección se acompaña de fiebre, malestar estomacal y otros síntomas y persiste durante un tiempo prolongado.

Sin duda, los bebés tienen una tendencia natural a expulsar los gases por su propia cuenta. Los síntomas notables de exceso de gases en los bebés son eructos frecuentes, descargas de gases, distensión abdominal, estreñimiento, trastornos del sueño, llanto después de la alimentación y a veces hasta vómitos.

Remedios para el exceso de gases

Para todos los padres, es muy doloroso ver a su bebé sufrir de malestar abdominal y los problemas de gases. La adopción de simples consejos para el cuidado del bebé durante y después de la alimentación sin duda le ayudará a aliviar la flatulencia en los bebés. Si usted está preocupado acerca de los problemas de gases en su bebé, los siguientes consejos sobre el alivio de gases infantiles le ayudarán a manejar los síntomas.

  • Si está alimentando al bebé (con lactancia materna o la alimentación con biberón), manténgalo en una posición adecuada según las indicaciones del especialista en lactancia. La cuestión es hacer que el bebé esté cómodo mientras se alimenta.
  • Para hacer frente a la flatulencia en los bebés, asegúrese de que el bebé se prende perfectamente a los senos durante la lactancia. Esto reducirá la deglución de burbujas de aire durante la lactancia.
  • Hacer eructar a intervalos regulares (preferiblemente después de cada 4-5 minutos durante la alimentación) es uno de los remedios eficaces para los niños. Esto permite la liberación de gases de ingestión, antes de que pasen al sistema digestivo inferior.
  • Si se sospecha que la flatulencia es un signo del síndrome de hiper-lactancia (observado en los primeros meses debido a la producción de leche en exceso), considere frenar la producción de leche reduciendo la frecuencia de la alimentación, si es necesario.
  • En el caso de bebés alimentados con biberón, el tamaño de la boquilla debe ser adecuado para el bebé. La abertura muy pequeña hace que se envuelva de aire, y el tamaño de la tetera grande resulta en la alimentación rápida. Ambos casos  son activadores de gases infantiles.
  • El suave masaje del abdomen del bebé con aceite, levantando las piernas y moviéndolas en ida y vuelta trabaja de maravillas como método de salida de gases. Si el bebé sigue llorando, darle un baño de agua tibia para ayudarle a relajarse y dormir bien.
  • Seguimiento de la dieta de la madre lactante es otro paso práctico para reducir la formación de gases en los bebés. Eliminar de la dieta los productos que causan gases y los alimentos que sean difíciles de digerir.

El lado positivo de estos problemas es que el exceso de gases en los bebés se resuelve por sí mismo. En caso de que la condición persista durante más tiempo, busque la ayuda terapéutica de un pediatra de confianza para los métodos de tratamiento adecuados.

Artículos relacionados:

¿Es el gas el síntoma de las úlceras?

Los gases excesivos durante la noche

Flatulencia con mal olor

Los síntomas de dolor por los gases.

El dolor en el pecho de gas - Causas y síntomas

¿Qué causa el gas crónico?

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *