Funciones del sistema urinario.


Funciones del sistema urinario.

El sistema urinario, también conocido como el sistema excretor, se refiere a la eliminación de los productos de desecho solubles en agua del cuerpo en forma de orina. Los diversos componentes u órganos del sistema urinario, se asocian con la producción, almacenamiento, y después la expulsión de la orina del cuerpo. Al mismo tiempo, el sistema también toma parte en varias funciones vitales del cuerpo.

La comprensión del sistema urinario
Los componentes principales del sistema urinario són dos riñones, dos uréteres, una vejiga, dos músculos del esfínter y la uretra. Cada uno de estos órganos, realiza algunas funciones específicas, relacionadas con la eliminación de los residuos generados dentro de nuestro cuerpo, durante los procesos metabólicos. Los riñones són órganos en forma de frijol y se encuentran justo debajo de las costillas, cerca del centro de la espalda, mientras que los uréteres, són dos tubos estrechos. Por otro lado, la vejiga es un órgano hueco triangular, localizado en la región abdominal inferior. La uretra es una estructura en forma de un tubo, que lleva la orina desde la vejiga para la expulsión.

Las funciones básicas són la eliminación de los productos de desecho del cuerpo en forma de orina. Cada parte del sistema se refiere a algunas funciones específicas. Los riñones se refieren a la eliminación de la urea de la sangre. La urea es el producto de desecho, generado durante el metabolismo de las proteínas. En general, todos los nutrientes presentes en los alimentos, són absorbidos por el cuerpo para realizar las funciones vitales, mientras que los productos de desecho se quedan atrás, ya sea en la sangre o en el intestino. El sistema urinario recoge los productos de desecho de la sangre con la ayuda de los riñones. El riñón, mientras elimina los desechos de la sangre, ayuda a mantener el volumen de sangre, y de este modo regular la presión arterial.

Además de esto, los riñones secretan una enzima, conocida como la renina, que está asociada con la regulación de la presión arterial. Los riñones también segregan una hormona, la eritropoyetina, que puede activar la producción de los glóbulos rojos. Por lo tanto, los riñones o el sistema urinario, eliminan la urea de la sangre, que se combina con el agua y otros productos de desecho (amoniaco, creatinina y bilirrubina) para formar la orina, promover la producción de células rojas de la sangre, regular la presión arterial, el volumen sanguíneo y el pH de la sangre, y tomar parte en la síntesis de la vitamina D. Los riñones también están asociados con el mantenimiento de la composición iónica de la sangre, mediante el control de las cantidades de iones sodio, calcio, potasio y cloruro.

La orina formada en los riñones, es conducida a la vejiga por dos tubos estrechos, conocidos como uréteres. Los uréteres previenen el reflujo de la orina durante la micción, cuando la vejiga se contrae para pasar la orina hacia la uretra. Si esta función de los uréteres se vé afectada, a continuación, pueden aparecer las enfermedades como cyctitis e infección del riñón. La vejiga urinaria es un órgano hueco triangular, que almacena la orina, hasta que es expulsada del cuerpo. Se encuentra en la región del abdomen inferior, y tiene la capacidad de expandirse para almacenar la orina y, a continuación, se contrae para expulsarla.

La orina es expulsada por la uretra, que tiene la forma un tubo. Los músculos del esfínter són los músculos circulares, que juegan un papel importante para mantener la orina dentro de la vejiga. En otras palabras, evitan la fuga de la orina, cerrandose herméticamente alrededor de la abertura de la vejiga. Los nervios presentes en la vejiga, controlan el proceso de la micción. Cuando la vejiga está llena y es tiempo de orinar, los nervios de la vejiga transmiten esta información al cerebro. Entonces, el cerebro, envía señales a los músculos de la vejiga para contraer los músculos y el esfínter se relaja, con fín de facilitar la micción.

La expulsión de los productos de desecho nitrogenados, es la función principal del sistema urinario, los cuales, si no se eliminan del cuerpo, pueden llegar a ser tóxicos, y causar la muerte de un individuo. Junto con esta función fundamental, el mantenimiento del volumen de la presión sanguínea arterial, el pH de la sangre, la estimulación de la síntesis de los glóbulos rojos y la vitamina D, són sus otras funciones. Funciona en coordinación con otros órganos y sistemas, como la piel, los pulmones y el intestino, para expulsar todos los tipos de residuos generados durante los procesos vitales. Cualquier tipo de lesión o daño a cualquier parte del sistema urinario, puede deteriorar todo el proceso de excreción, lo que lleva a la acumulación de sustancias tóxicas, provocando muchos problemas de salud.

 

Loading...

Artículos relacionados:

Trastornos del sistema tegumentario

Las enfermedades del sistema tegumentario.

Funciones del sistema tegumentario

Enfermedades comunes del sistema excretor.

Las enfermedades del sistema urinario.

Función de las nefronas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *