La frecuencia respiratoria normal


La frecuencia respiratoria normal

La ingesta del oxígeno y la liberación del dióxido de carbono es probablemente la función fundamental del sistema respiratorio. El proceso, como todos sabemos, se llama la respiración. Aunque parece muy simple a partir de su definición básica, el proceso puede reflejar el estado del cuerpo humano. La frecuencia respiratoria es un parámetro, de este proceso que puede revelar muchos datos sobre el funcionamiento general del cuerpo. Se considera muy importante  mantener una frecuencia respiratoria normal. Pero, ¿sabes por qué? Aquí está la respuesta.

La frecuencia respiratoria, también conocida como la tasa de la respiración, se define como el número de las respiraciones (la inhalación y la exhalación) que un ser vivo lleva por una unidad del tiempo, generalmente en un minuto. Se calcula contando el número de las veces que el pecho de una persona se expande y se contrae en un minuto. La unidad de la frecuencia respiratoria es respiraciones por minuto. Esta tasa puede variar entre un mínimo de las 12 respiraciones por minuto en los adultos en reposo y una máxima de las 75 respiraciones por minuto en el caso de los atletas, mientras se hace un trabajo muy intenso.

El ritmo normal de respiración: ¿Qué es?

La frecuencia respiratoria normal puede ser definida como la frecuencia respiratoria de una persona en reposo. Esta tasa varía de acuerdo con muchos factores, la edad, el sexo o las condiciones médicas como el asma, las convulsiones, la bronquitis, los nacimientos prematuros, la enfermedad del reflujo ácido, etc. La tasa se debe medir cuando una persona está en reposo y sus niveles del estrés son mínimos. La mejor manera es contar las respiraciones cuando la persona no es consciente de que la están midiendo. Esta tasa tiene una tendencia de disminuir con la edad. Los recién nacidos tienen una alta tasa respiratoria, lo cual disminuye a medida que crecen. Estos son los rangos  por las edades:

  • Los recién nacidos: una media de 44 respiraciones por minuto, puede variar entre 30 a 60 respiraciones por minuto
  • Los bebés (hasta 6 meses): 20-40 respiraciones por minuto
  • Los niños en la edad preescolar: 20-30 respiraciones por minuto
  • Los niños mayores: 16-25 respiraciones por minuto
  • Los adultos: 12-20 respiraciones por minuto

La razón principal para que esto suceda con la edad es el aumento de la capacidad de los pulmones ya que la persona crece. A pesar de que un adulto respira con la menor frecuencia que el niño, el volumen del aire que se inhala por un adulto es muchas veces más que el inhalado por el niño.

La importancia

Hacer un seguimiento de la frecuencia respiratoria normal es muy importante ya que una respiración anormalmente alta o baja en un minuto, puede ser el indicativo de muchos problemas de la salud. La condición con una frecuencia respiratoria anormalmente alta  se conoce como la taquipnea y si las respiraciones por minuto son más bajas de lo normal se conoce como la bradipnea.

La taquipnea: Ocurre cuando la frecuencia respiratoria es más rápida de lo normal y se puede atribuir a las enfermedades como la gripe o un resfriado en los niños. Algunas otras causas son la neumonía y el asma, que pueden aumentar la tasa de la respiración. En los adultos, las causas de la taquipnea por lo general incluyen el asma, las infecciones pulmonares como la neumonía, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), o una embolia pulmonar.

La bradipnea: Esta caída anormal de la frecuencia respiratoria se considera como un síntoma de un trastorno metabólico o algún tipo del tumor. La bradipnea también puede ocurrir cuando una persona está durmiendo, y puede ser estimulada por el uso de los narcóticos opiáceos. El alcoholismo, la administración de las benzodiacepinas o la morfina pueden incluso causar las tasas respiratorias más bajas.

Otra condición respiratoria anormal la apnea. La interrupción completa de la respiración de una persona. Las causas de los adultos que sufren de la apnea puede ser un paro cardíaco, la asfixia, o las drogas. Una enfermedad común en los adultos es la apnea obstructiva del sueño que se produce debido al bloqueo de  la vía aérea durante el sueño.

Las personas con cualquiera de los síntomas antes mencionados no tienen que preocuparse, pero deben observarse los casos de la frecuencia respiratoria anormal. La información anterior sin duda debe ayudar a despejar las dudas, ya que la frecuencia respiratoria refleja el estado general de la salud de una persona, por lo tanto, puede predecir mucho de la salud en el futuro.

 

Artículos relacionados:

La función del diafragma

Las funciones del sistema respiratorio

Proyectos de ciencias en el sistema respiratorio

Función de los alvéolos

Anatomía de la nariz: la estructura de la nariz humana

La función de los bronquios.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *