La etiología de la diabetes


La etiología de la diabetes

La diabetes mellitus, es una de las condiciones más comúnmente vistas. Las estadísticas de la diabetes en los Estados Unidos son alarmantes por decir lo menos – casi el 7,8% de la población padece este tipo de diabetes. Sin embargo, la diabetes es de dos tipos, la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2, los cuales se diferencian en sus causas.

La etiología de la Diabetes Tipo 1
La diabetes tipo 1 también se conoce como la diabetes infantil, la diabetes mellitus insulinodependiente o la diabetes juvenil. Este es un tipo de diabetes mellitus, que se produce debido a la destrucción autoinmune de las células beta productoras de la insulina del páncreas. La etiología exacta de la diabetes mellitus de este tipo, no se entiende completamente. Se dice, que los factores inmunológicos, además de los factores genéticos y los ambientales, son la causa de los síntomas de la diabetes infantil. Esta es de hecho una enfermedad poligénica, es decir, muchos genes diferentes contribuyen a su expresión. El gén más fuerte, IDDM1, se encuentra en la región MHC de clase II en el cromosoma número 6, en la región tinción 6p21. Esto se cree, que es responsable de la enfermedad de histocompatibilidad, que es característica del tipo 1, las células beta que producen la insulina en el páncreas que muestran antígenos a las células T inapropiadas. La etiología de la diabetes, también puede incluir fuertes factores ambientales, ya que se ha visto, que esto influye fuertemente en la expresión de la diabetes tipo 1.

La etiología de la Diabetes Tipo 2
La diabetes mellitus, que afecta a las personas en la edad adulta, se conoce como la diabetes tipo 2, la diabetes no insulino-dependiente o la diabetes del adulto. Este es un trastorno que se caracteriza por los altos niveles de la glucosa en la sangre que se produce debido a un aumento en la resistencia del cuerpo a la insulina. Hay muchos factores que pueden conducir a la diabetes mellitus, o al menos que puede exacerbar este tipo de diabetes. Estos factores son la obesidad (alrededor del 55 % de los pacientes con diabetes tipo 2 son obesas al momento del diagnóstico), la presión arterial alta, el colesterol alto junto con la hiperlipidemia y la condición a menudo se denomina el síndrome metabólico. Otras causas incluyen la acromegalia, el síndrome de Cushing, la tirotoxicosis, feocromocitoma, la pancreatitis crónica y el uso de ciertos medicamentos. Otros factores encontrados para aumentar el riesgo de la diabetes tipo 2, incluyen el envejecimiento y una dieta que es alta en grasas, junto con un estilo de vida sedentario. La obesidad crónica conduce a la resistencia incrementada a la insulina que se puede desarrollar en la diabetes tipo 2,  porque el tejido adiposo de la región abdominal y alrededor de los órganos internos podrían ser una fuente de las señales químicas a varios otros tejidos, como las hormonas y las citoquinas.

También hay una fuerte conexión posiblemente genética heredable en la diabetes tipo 2. Se ha visto, que tener familiares que tienen la diabetes tipo 2 aumenta el riesgo de desarrollar la diabetes tipo 2 sustancialmente. Además, también hay una mutación en el gén de polipéptido amiloide de los islotes que dá como resultado un inicio más temprano, que es una enfermedad más severa, que forma la diabetes. Sin embargo, los factores ambientales, así como la dieta, el peso y el estilo de vida, juegan un papel importante en el desarrollo de la diabetes tipo 2, además de cualquier componente genético.

También exisren muchos medicamentos que pueden conducir a la aparición crónica y el desarrollo de la diabetes. Estos incluyen los atípicos, los fármacos antipsicóticos, los bloqueadores beta, los bloqueadores de los canales de calcio, los corticosteroides, las fenotiazinas, las fluoroquinonas, la somatotropina, los inhibidores de la proteasa, los diuréticos de tiazida, etc. Hay diferentes mecanismos por los cuales estos fármacos pueden conducir a un aumento en la resistencia a la insulina en la cuerpo.

La diabetes mellitus es una enfermedad grave que afecta a prácticamente todos los órganos y sistemas del cuerpo. Además, los niveles altos de la glucosa en la sangre aumentan la susceptibilidad de una persona a contraer una infección y también retrasa la cicatrización de las heridas. Por lo tanto, una persona que sufre de la diabetes mellitus debe esfuerzarse todo lo posible y realizar los cambios del estilo de vida con el fín de mantener sus niveles de azúcar en la sangre bajo control.

Artículos relacionados:

¿Es hereditaria la diabetes?

Diabetes del tipo 2. Esperanza de vida

Sed excesiva y abundante orina

Las causas de la sed excesiva durante el embarazo.

Resistencia a la insulina en niños

Resistencia a la insulina. Plan de dieta

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *