Estómago distendido en niños


Estómago distendido en niños

En términos simples, el estómago distendido es una condición donde el abdomen parece estar hinchado o su tamaño parece aumentar. Esto ocurre cuando el gas intestinal queda atrapado dentro de la cavidad abdominal. Muchas personas piensan que sólo los adultos pueden tener este problema gastrointestinal. Aunque el hecho es que los niños pequeños son igualmente propensos a la hinchazón del estómago. Es más molesto para los niños pequeños ya que hay una constante sensación en el interior de la cavidad abdominal y  no pueden expresar su malestar. Los padres están preocupados porque el niño no quiere comer nada y no entienden la causa.

Causas

El estómago distendido en los niños no es algo de qué preocuparse. A veces, puede suceder debido a comer en exceso. Su estómago también puede estar distendido si usan pajilla para beber, hablar mucho mientras se come o comer de prisa. En todas esas condiciones, se traga mucho aire por la boca y provoca hinchazón del estómago. Si ocurre regularmente, podría ser una señal de algún problema de salud no diagnosticado. Las causas y los síntomas se discutirán a continuación:

Intolerancia a la lactosa: La mayoría de los padres piensan que la leche, el queso y el yogur es bueno para los niños ya que son ricos en calcio, que es esencial para la salud ósea. Sin embargo, los productos lácteos no son adecuados para los niños que tienen intolerancia a la lactosa. Esto es debido a que el niño no tiene la capacidad de digerir la enzima lactosa que produce el azúcar presente en los productos lácteos. La lactosa no digerida es fermentada por las bacterias presentes en el intestino grueso y produce una gran cantidad de gas que causa hinchazón. Por lo tanto, compruebe si su hijo sufre de un estómago distendido poco después de consumir productos lácteos.

Enfermedad Celíaca: Este es otro tipo de intolerancia a los alimentos, en la que el niño es incapaz de digerir la proteína de trigo o gluten. Como resultado, el niño sufre de distensión del estómago cada vez que come pan, pasta y otros alimentos que contienen tal trigo. En este caso, la sensación de hinchazón es a menudo acompañada de diarrea, vómitos e incluso erupciones cutáneas.

Estreñimiento: Cuando los niños no tienen movimientos intestinales regulares y están haciendo heces duras, entonces es probable, que pueda tener un abdomen distendido. Otros síntomas del estreñimiento son el dolor abdominal y opresión en el vientre. Esto no suele ser un problema grave y es una fase temporal. Se puede sufrir más de una vez hasta que el movimiento intestinal se normalice.

Giardia: Este es un parásito intestinal que ataca el sistema digestivo de los niños pequeños y su cuerpo no puede absorber las grasas de los alimentos. Los niños pequeños  son más susceptibles a esta infección, en comparación con los adultos. Es contagiosa y se transmite de un niño a otro a través del contacto. Es un parásito y es transmitido por el agua que puede entrar en su cuerpo a causa de beberla contaminada. Esta infección puede ser identificada con síntomas como diarrea, calambres abdominales, náuseas y un vientre muy hinchado.

Apendicitis: El estómago distendido en los niños puede ser un síntoma de apendicitis. En estos casos, la distensión abdominal se acompaña de un dolor de estómago que se centra principalmente en la parte inferior de la región derecha del abdomen. El niño también puede tener fiebre y náuseas. Si en algún momento, se sospecha que los síntomas son muy similares a la de apendicitis, busque la intervención médica inmediata. No se debe descuidar porque hay un riesgo de estallido del apéndice que puede ser una condición que amenaza la vida.

Tratamiento

Un estómago distendido después de comer en exceso va a desaparecer por sí solo una vez que el alimento se digiera. Mientras tanto, puede ofrecer al niño un vaso de agua tibia para beber. Esto acelerará la digestión y se sentirá aliviado pronto. Sin embargo, si se trata de un fenómeno frecuente o se acompaña de diarrea severa, fiebre, erupciones en la piel, etc., entonces debe llevar al niño a su pediatra. El examen físico del abdomen, el estudio de los síntomas, pruebas de laboratorio de muestras de heces son parte importante del diagnóstico. El tratamiento se hará de acuerdo a la causa.

La condición de la intolerancia a la lactosa no se puede curar, pero se puede controlar con la ayuda de algunos cambios en la dieta. Los médicos no pueden eliminar los productos lácteos de la dieta del niño por completo, pero si pueden reducir la cantidad que se consume. Ellos pueden sugerir el uso de la leche sin lactosa, ya que los  productos lácteos tienen enzima lactasa agregado a ellos. El uso de la leche de soja y productos de soja son otras opciones alternativas en esta condición. Que debe ir acompañado de una dieta rica en calcio para satisfacer las necesidades de calcio del niño. Del mismo modo, en caso de enfermedad celíaca, los médicos sugieren evitar los alimentos con contenido de gluten con el fin de contrarrestar la intolerancia al gluten. Así, los alimentos a base de trigo  están sustituidos con productos sin gluten de manera que el niño pueda obtener la cantidad adecuada de proteína.

Cuando el niño es diagnosticado con la infección por giardia,  se trata con medicamentos antiparasitarios que destruyen la infección que producen los parásitos. Dependiendo de la gravedad de la infección, el tratamiento debe mantenerse durante 5 – 7 días para la eliminación completa de los agentes patógenos del cuerpo. Por lo general, el estreñimiento en los niños no necesita laxantes. Incluyendo algunos alimentos ricos en fibra en la dieta diaria y aumentando la ingesta de agua puede curar el problema. En la mayoría de los casos de apendicitis, el apéndice se extirpa mediante cirugía.

Si su hijo se queja de dolor abdominal junto con eructos y flatulencias sin razones claras, debe llevar a cabo algunos cambios en los hábitos alimenticios. Pídale que coma despacio y tome el tiempo necesario para masticar la comida adecuadamente. No deje que hable mientras coma. Dele comidas pequeñas después de intervalos frecuentes con el fin de reducir las posibilidades de comer en exceso. El niño también debe evitar beber con una pajita y usar la goma de mascar.

 

Artículos relacionados:

El estómago distendido

La distensión durante la ovulación

El estreñimiento y distensión abdominal

Flatulencia con mal olor

La distensión del abdominal superior

Distensión abdominal y náuseas

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *