Los escalofríos sin fiebre. Las causas. 1


Los escalofríos sin fiebre. Las causas.

Los escalofríos són nada más que una sensación inusual de frío. Una persona que experimenta los escalofríos, es probable, que tiemble considerablemente. Los escalofríos sin fiebre, es algo de lo que no hemos oído hablar. Esto es porque una persona que tiene fiebre, inicialmente se queja de los escalofríos. Sin embargo, se hán producido algunos casos, en los que una persona ha sufrido fuertes escalofríos, pero la temperatura del cuerpo todavía permanecía normal.

Las causas

  • La exposición a las condiciones climáticas frías: Los “escalofríos” són la respuesta natural del cuerpo a las bajas temperaturas. El temblor del cuerpo en un ambiente frío, indica que el cuerpo ya no es capaz de tolerar la baja temperatura de los alrededores. La grán diferencia entre la temperatura del cuerpo y sus alrededores se refleja en forma de los escalofríos sin fiebre. No es extraño, ya que las personas que viven en los paises, como Canadá y Alaska, están ya acostumbrados a los escalofríos y los estremecimientos.
  • La intoxicación por los alimentos: Un temblor incontrolable súbit en ausencia de fiebre, también puede significar la intoxicación por los alimentos, que es un síntoma médico, que se presenta después de consumir los alimentos que contienen los agentes patógenos dañinos. Una comida anti-higiénica o  la comida que no se almacena correctamente, alberga los patógenos, por lo que su consumo puede causar la intoxicación alimentaria. Aunque esta enfermedad, transmitida por los alimentos, se caracteriza generalmente por la fiebre y los escalofríos, se hán presentado muchos informes de los pacientes, que hán logrado contraer la enfermedad sin experimentar ninguna temperatura corporal alta. Los escalofríos, asociados con la intoxicación por los alimentos, pueden ser tan horribles, que uno puede tener dificultades para hablar sin tartamudear. Además de sentirse excesivamente frío, la enfermedad puede causar la diarrea, los calambres abdominales y los vómitos.
  • Los medicamentos con receta: Los efectos secundarios de los medicamentos recetados són comunes, especialmente cuando la dosificación de la medicina es incorrecta. La persona que consume los medicamentos para el tratamiento de una enfermedad específica, puede experimentar unas sesiones de escalofríos constantes pero, sorprendentemente, bajo la temperatura normal.
  • La bronquitis aguda: Esta es una infección viral o una infección bacteriana de los bronquios. Esta infección que desaparece a las pocas semanas, por lo general, causa la inflamación de los bronquios y es seguida por los episodios frecuentes de dolor en el pecho, la tós y los problemas respiratorios. Un síntoma común asociado con bronquitis aguda, són los escalofríos o la fiebre. Mientras tanto, en la mayoría de los casos, estos síntomas pueden presentarse durante una bronquitis aguda. Por lo tanto, los escalofríos sin fiebre són relativamente comunes en las personas con un diagnóstico de esta infección en el tracto respiratorio. Así pués, además de la tós, de los escalofríos repentinos y de las sacudidas, es uno de los primeros síntomas de la bronquitis aguda.
  • Los problemas de la tiroides: La glándula tiroides en el cuello realiza un trabajo muy importante de producir las hormonas, que aseguran un nivel metabólico normal, para el bienestar general del cuerpo. Los problemas de la tiroides pueden afectar la producción normal de las hormonas. Se observa, que los síntomas de los escalofríos (sin la elevada temperatura corporal) y el cansancio extremo, són experimentados por las personas, cuando la hormona tiroidea no se está produciendo en las cantidades suficientes, lo que se denomina como el hipotiroidismo.
  • La toxoplasmosis: Esta es una infección parasitaria, que rara vez es grave en los seres humanos. El Toxoplasma gondii es un parásito, que causa esta enfermedad, aún que no es una causa de preocupación para las personas con un sistema inmunológico saludable. Sin embargo, las personas con un bajo nivel inmunológico tienen un mayor riesgo de enfrentarse a graves problemas de la salud. En las personas sanas, el parásito no causa ningún síntoma, o los síntomas que se producen serán demasiado suaves para llamar la atención. Consumir carne, es el principal factor que contribuye a la transmisión de la infección a los seres humanos. Los síntomas que se manifiestan, por lo general, són los dolores musculares, la fatiga, las glándulas hinchadas y los escalofríos. Durante la toxoplasmosis, los pacientes con un sistema inmunológico debilitado, pueden quejarse de los episodios escasos de escalofríos.
  • Las picaduras de los insectos: Las picaduras de las arañas, generalmente no són un motivo de preocupación, pero ciertas arañas como la viuda negra o la reclusa parda, pueden producir problemas a sus víctimas. Cuando estas arañas muerden, su veneno es capaz de desencadenar una reacción alérgica, la cual no se limita solamente al lugar de la mordedura. En otras palabras, se vé afectado todo el cuerpo y una persona puede caer enferma y sentir las náuseas, los vómitos y los escalofríos sin fiebre. En estos casos, debe acudir inmediatamente a un médico, lo que es fundamental, para evitar un mayor deterioro de la salud.
  • La deficiencia nutricional: La falta de una dieta adecuada también puede desencadenar esta sensación de escalofríos, los que a menudo se manifiestan mediante los estremecimientos. Las personas que presenten la deficiencia de la vitamina B, especialmente la vitamina B12, están obligados a sufrir los escalofríos. El pescado y los huevos són una grán fuente de la vitamina B12 y su inclusión en la dieta, sin duda, puede prevenir la aparición de los escalofríos.
  • La enfermedad mental: La mala salud física, no es la única razón que está detrás de la aparición de esta sensación de frío, que provoca los escalofríos sin fiebre. Las personas que sufren los problemas emocionales, como los trastornos por la ansiedad (los ataques de pánico), podrían sentir esta sensación de frío repentino de vez en cuando. El temblor visible, a menudo se considera como una respuesta natural del cuerpo al frío, el cual es el resultado de los pensamientos de ansiedad. El nerviosismo, la boca seca y una reducción de la temperatura corporal, también se notan durante los trastornos de ansiedad.
  • Los cálculos biliares: La acumulación de los depósitos endurecidos del colesterol (los cálculos biliares) en la vesícula biliar, también puede causar los escalofríos en todo el cuerpo sin la fiebre. La vesícula biliar es un órgano pequeño y musculoso, que se encuentra debajo del hígado. Su función principal es recoger la bilis desde el hígado y luego pasarla al estómago y al intestino. La bilis producida por el hígado, ayuda a la digestión. Cuando surge un exceso del colesterol en la bilis, se cristaliza y forma una masa sólida, lo que conduce a la formación de los cálculos biliares. Los síntomas generalmente se producen, cuando el cálculo biliar haya pasado la vesícula biliar y se encuentra en algún lugar del conducto (conducto tubular que proporciona el libre flujo de la bilis desde la vesícula biliar). Este cálculo biliar atrapado en el conducto, puede hacer. que la vesícula biliar se inflame, lo que puede conducir a las molestias abdominales, las náuseas, los vómitos y los escalofríos.
  • La anemia ferropénica: La sensación inexplicable del frío incluso en verano, que causa los escalofríos y es acompañada de la fatiga, puede ser la anemia, que es una enfermedad, que se caracteriza típicamente por los niveles bajos de la hemoglobina en la sangre. Los compuestos de la hemoglobina y el hierro en las células rojas de la sangre, juegan un papel muy importante para el transporte del oxígeno a las diferentes partes del cuerpo. Con los niveles bajos de la hemoglobina, los pacientes experimentan los episodios intermitentes de los escalofríos durante el día y especialmente pueden quejarse de las manos y piés fríos. Además de la deficiencia de hierro, las personas afectadas por la anemia hemolítica (una enfermedad, durante la cual, los glóbulos rojos mueren antes de tiempo), también pueden experimentar los escalofríos, a pesar de llevar ropa de abrigo.

Los escalofríos persistentes sin la fiebre, sin duda, no pueden ser ignorados y es muy importante consultar con un médico para diagnósticar la causa. Durante su visita al médico, pongalo al tanto de todos los síntomas que usted esté padeciendo. Esto ayudará al médico a diagnosticar correctamente el problema.

Artículos relacionados:

Los tipos de fiebre.

Fiebre amarilla. Efectos secundarios de esta vacuna

Fiebre alta y persistente

Tipos de dengue

Fiebre alta y los efectos secundarios.

La tos y la fiebre


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “Los escalofríos sin fiebre. Las causas.

  • Ruben A Mastriano

    Tuve episodio de transpiracion, calor por un tiempo de 30 minutos con una temperatura 36° grados, pasado ese episodio mas tarde despues de dormir aproximadamennte dos horas, comienzo con escalofrios por un periodo de 30′ minutos luego se normaliza mi organismo y asi durante el dia normal, gracias.