¿Es la tuberculosis contagiosa?


¿Es la tuberculosis contagiosa?

La tuberculosis o TB, como se le conoce en inglés, es causada por las bacterias Mycobacterium tuberculosis. Afecta principalmente a los pulmones, pero también puede infectar el sistema nervioso central, sistema linfático, sistema circulatorio, sistema genitourinario, sistema gastrointestinal, huesos, articulaciones y, en algunos casos raros, incluso la piel. Su mecanismo de propagación es el aire. Cuando una persona con esta enfermedad, principalmente en los pulmones, tose, estornuda, escupe o habla, él/ella lanza pequeñas gotas con las bacterias en el aire, lo que infecta a la gente a su alrededor. Las personas con un sistema inmunológico débil o vulnerable son más susceptibles a la infección. Los síntomas más comunes de la tuberculosis incluyen una tos intensa que dura 3 semanas o más (con o sin sangre o moco), pérdida de peso, fatiga, fiebre, etc. Ya que se propaga por el aire, las preguntas comunes si esta enfermedad es contagiosa o no, vienen a muchas mentes.

Existen principalmente dos tipos de tuberculosis: pulmonar y extrapulmonar. El factor contagioso depende del tipo por el que uno se ve afectado.

Tipos de tuberculosis pulmonar contagiosa:

Pleuresía tuberculosa: Esta condición puede desarrollarse en un tiempo muy corto después de captar la infección. Este tipo de infección conduce a la ruptura de un granuloma en el espacio pleural. El espacio pleural es el espacio entre los pulmones y la pared torácica. La ruptura hace que los fluidos entren en este espacio y compriman los pulmones. La dificultad para respirar y convulsiones, como dolores en el pecho, acompañados de un poco de fiebre son síntomas comunes de la pleuresía tuberculosa que es contagiosa en la naturaleza.

Tuberculosis pulmonar primaria: Esta es una forma rara de tuberculosis altamente contagiosa, y es casi como la neumonía en su presentación y los síntomas. Las personas con problemas del sistema inmunológico débil son más propensas a infectarse con esta enfermedad. Los niños pequeños, ancianos y pacientes con infecciones por inmunosupresión como el VIH/SIDA, etc. son más susceptibles a ella. Los síntomas comunes incluyen fiebre alta y tos persistente (con o sin sangre).

Tuberculosis miliar: Esta forma ocurre en un lapso muy corto al contraer la infección primaria. No es fácil de diagnosticarla y puede ser necesario hacer radiografías de pecho repetitivas. La primera señal física de esta condición es la apariencia de pequeños nódulos en los pulmones. Los síntomas mostrados incluyen fiebre alta, sudor, pérdida de peso gradual, enfermedad persistente y un empeoramiento general de salud. La muerte también puede ocurrir en casos extremos. Los niños, ancianos y pacientes con infecciones por inmunosupresión tienen un mayor riesgo de desarrollar tuberculosis miliar.

Tuberculosis cavitaria: Es una forma altamente contagiosa de tuberculosis, la bacteria tiene la capacidad de causar daños graves a los lóbulos superiores de los pulmones mediante la formación de grandes cavidades en su interior. Este ambiente también proporciona un entorno altamente oxigenado para las bacterias de la tuberculosis miliar para prosperar rápidamente. La infección a veces tiende a extenderse hacia el espacio pleural y, en consecuencia, aumentar las complicaciones de la persona infectada. Los síntomas incluyen tos crónica (con o sin sangre), sudores nocturnos, fiebre alta, pérdida de peso gradual y fatiga.

Tuberculosis laríngea: Este tipo se considera generalmente como una complicación de la tuberculosis pulmonar. Es contagiosa y muy peligrosa, en la última década se ha producido un aumento en los casos de la tuberculosis laríngea. La infección afecta principalmente a la laringe y/o la zona de las cuerdas vocales. Si no se trata, puede conducir a un daño permanente de las cuerdas vocales y quedarle mudo al paciente infectado de por vida.

Tipos de tuberculosis extrapulmonar no contagiosa

Tuberculosis ósea: Esta forma de tuberculosis afecta a los huesos. Los tejidos se dañan o se rompen dando lugar a fracturas. Esta no es contagiosa en su naturaleza.

Tuberculosis meningitis: Esta forma afecta principalmente a las personas que han sufrido un derrame cerebral o bien un tumor cerebral. Aunque no es contagiosa en su naturaleza, la tuberculosis meningitis es mortal.

Tuberculosis suprarrenal: Este tipo infecta la glándula suprarrenal que es responsable de la producción de hormonas. El desequilibrio de las hormonas en el cuerpo conduce a varias complicaciones de salud.

Enfermedad del sistema linfático: El agrandamiento de los ganglios linfáticos es uno de los síntomas más evidentes de la enfermedad de los ganglios linfáticos. Después de alcanzar un cierto grado, los nodos tienden a romperse.

Tuberculosis peritonitis: Este tipo infecta el revestimiento exterior del intestino, dando lugar a la recolección excesiva de fluidos en el mismo. Esto provoca un dolor insoportable en el abdomen del paciente.

La tuberculosis puede ser tratada fácilmente con varios medicamentos, algunos de los cuales han demostrado ser muy eficaces. Así que la respuesta a la pregunta, si la tuberculosis es contagiosa, sería que algunas formas sí lo son, mientras que otras no. Una tos persistente e irritante es quizás el síntoma más común, y siempre es mejor que sea revisado por un médico. El diagnóstico y el tratamiento precoz ayudan mucho a reducir, así como curar la tuberculosis.

Loading...

Artículos relacionados:

Dolor en el pecho al respirar.

El dolor punzante en el hombro cuando se realiza la respiración

La dificultad para respirar profundamente.

Sonidos respiratorios bronquiales

Síntomas de sibilancias

Período de incubación de la tuberculosis

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *