Las enfermedades del sistema esquelético.


Las enfermedades del sistema esquelético.

El cuerpo humano está compuesto por 206 huesos, que protegen y preservan la forma de los tejidos blandos del cuerpo. Nuestro sistema esquelético se compone de los huesos y los cartílagos, que controlan la presión interna directa y ofrecen puntos de anclaje para la estabilidad de otros tejidos blandos. Los huesos de nuestro cuerpo están unidos entre sí a través de los ligamentos, que són bandas resistentes del tejido conjuntivo. Asimismo, los músculos están conectados a los huesos a través de los tendones. Juntos, los músculos y los huesos, forman el sistema de palancas, que nos ayudan a movernos y llevar a cabo nuestro trabajo diario. El sistema esquelético no sólo protege los órganos vitales, como el cerebro, la médula espinal, el corazón, los pulmones, el hígado, los riñones, etc., sino que también actúa como un reservorio de los minerales, como el calcio y el fósforo, que se suministran a las diferentes partes del cuerpo a través de la sangre. Sin embargo, los huesos se debilitan a causa del envejecimiento, los malos hábitos alimenticios, la deficiencia de los nutrientes y los minerales o por un accidente o una lesión previa, que también se incrementan el riesgo de las fracturas o los trastornos a largo plazo. Las enfermedades del sistema óseo no sólo són dolorosas, sino que también hacen, que las actividades tán simples, como levantar un lápiz del suelo o agacharse para atarse los zapatos, sea extremadamente difícil.

Las enfermedades del sistema muscular y de los huesos

  • La bursitis: Es un trastorno que causa dolor en las articulaciones del cuerpo, especialmente, en las articulaciones de los hombros y las caderas, debido a la hiperactividad de los brazos o de las piernas. La bursitis se debe principalmente a la inflamación de la bursa, pequeñas bolsas llenas de líquido, que actúan como lubricadores de las superficies para que los músculos se muevan sobre los huesos.
  • La osteoporosis: De las muchas enfermedades humanas del sistema esquelético, la osteoporosis es la enfermedad más común, que se debe a la pérdida del tejido óseo. Es más frecuente en personas de edad avanzada y en las mujeres, y se debe a una menor deposición del calcio y del fósforo en los huesos.
  • Un esguince: Es una lesión muy dolorosa en un ligamento o el tejido que recubre las articulaciones. El resultado se debe a un trauma repentino, los estiramientos o un desgarre en los tejidos de los ligamentos y las causa que la zona afectada se hinche.
  • La espina bífida: Es un defecto de la columna vertebral, que está presente en el momento del parto. En este sentido, la médula espinal no se desarrolla adecuadamente. Las vértebras y la piel, són incapaces de dar forma a su alrededor. Es el resultado de un error en el desarrollo del embrión, debido al  consumo de alcohol, los medicamentos excesivos o la exposición al calor extremo,  después de un més del embarazo.
  • La artritis: Es un trastorno común de las articulaciones, caracterizado por la inflamación de las articulaciones, dolor, hinchazón, rigidez y un dolor de la parte inflamada. Se debe al envejecimiento, las lesiones, las infecciones, la deficiencia de los minerales o a los factores hereditarios. La artritis es más común entre las personas de la edad avanzada, ya que el cartílago que cubre las articulaciones (que protege los huesos se daña o se rompe debido a la fricción) no se desarrolla adecuadamente.
  • La escoliosis: Es una enfermedad del esqueleto, durante la cual, la columna vertebral de la persona se curva de un lado a otro, en forma de “s”. El trastorno se hace evidente durante la adolescencia y por lo general, afecta a las niñas más que a los niños.
  • La osteomielitis: Es una infección del hueso, causada por una determinada cepa de la bacteria estafilococo, que es transportada por la sangre procedente de las zonas infectadas a los huesos. La osteomielitis se caracteriza por un fuerte dolor en el hueso infectado, la fiebre, los escalofríos, las náuseas y la debilidad.
  • El pié equino varo: También denominado el pie zambo, es una de las muchas enfermedades óseas, presentes durante el nacimiento. Es un trastorno durante el cual, el pié se dobla hacia abajo y hacia adentro, por lo que la persona puede caminar solo sobre los dedos de los piés o, a veces, el pie se dobla hacia arriba y hacia afuera y la persona sólo puede usar el talón para caminar.
  • La tendinitis: También denominado el reumatismo, es una inflamación o una irritación del tendón, que incluye la rigidez o el dolor en los músculos o las articulaciones.
  • El raquitismo: Es una enfermedad del sistema esquelético, que provoca que las piernas se arqueen, se produce en niños y se debe a la deficiencia de la vitamina D y del calcio.
  • La cifosis: También se conoce como la joroba, es una inclinación hacia delante de la columna, debido a la deformación de los huesos en la parte superior de la columna vertebral. Las enfermedades que pueden llevar a la cifosis, són la tuberculosis, la sífilis y la artritis reumatoide.
  • La poliomielitis: A menudo, se conoce como la parálisis de la poliomielitis o la parálisis infantil, es una infección aguda causada por un virus, que puede atacar a las células nerviosas del cerebro y la médula espinal, causando la parálisis.

Estos fueron los trastornos, que se pueden producir entre las personas de todas las edades. Sin embargo, siguiendo una dieta saludable y enriquecida con las vitaminas y los minerales, y las actividades de ejercicios de bajo nivel físico en nuestra rutina diaria, podremos mantener nuestros huesos fuertes y sanos.

Artículos relacionados:

Las enfermedades y los trastornos del sistema esquelético

Funciones del sistema esquelético

Lista de los huesos del esqueleto axial

La anatomía de los huesos del brazo

Las articulaciones en el cuerpo

Cómo cuidar del sistema esquelético

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *