Las enfermedades de la faringe.


Las enfermedades de la faringe.

La faringe es una estructura tubular hueca, que se encuentra ubicada en la parte posterior de las fosas nasales, de la boca y de la laringe. El paladar blando y la úvula separan esta estructura tubular de la boca. Por esta estructura pasan los alimentos y el aire. Se ubica desde la base del cráneo, hasta el borde inferior del cartílago cricoides, frente a la sexta vértebra cervical. En la parte superior se relaciona con el cuerpo del esfenoides y la porción basilar del occipital, y en la parte inferior se une con el esófago. La faringe se compone de los tejidos musculares y está recubierta por las membranas mucosas, por lo que también se hace referencia a una cavidad musculomembranosa. Este tubo hueco se divide en la nasofaringe, la orofaringe y la hipofaringe. Debido a que permite el paso de los alimentos y del aire, forma parte del sistema respiratorio y también del sistema digestivo. Por lo tanto, la función principal de la faringe, es la de actuar como un conducto para el aire y los alimentos. La faringe está conectada con la cavidad nasal, así como con la cavidad oral, y puede entrar en contacto con los agentes causantes de las enfermedades, que pueden estar presentes en el aire inhalado o ingerido durante la comida, lo que a su vez, daría lugar a las infecciones o a las enfermedades faríngeas. A continuación, usted podrá encontrar información sobre las enfermedades comunes de la faringe.

Las enfermedades comunes de la faringe

La faringitis, es una de las enfermedades más comunes que afecta a la faringe. La función de la faringe, también podría quedar afectada por otras condiciones médicas. He aquí alguna información sobre algunas de las enfermedades faríngeas más comunes.

Faringitis: El término de la “Faringitis”, se refiere a la inflamación de la faringe. Esta condición se debe a la proliferación de las bacterias, los virus y otros agentes patógenos en la garganta. Uno puede ser diagnosticado con la faringitis aguda o la faringitis crónica, dependiendo de la aparición, así como de la gravedad de los síntomas que una persona puede experimentar. La faringitis aguda puede ser catarral (la inflamación de las membranas mucosas), purulenta (la producción de pús) o ulcerativa (el desarrollo de las úlceras). Los Estreptococos del grupo AMycoplasma pneumoniae y Chlamydophila pneumoniae, son algunos de los tipos de bacterias, que son comúnmente responsables de causar la inflamación de la faringe. Los virus que pueden causar las enfermedades como la mononucleosis infecciosa, el resfriado común o la influenza, también pueden ser los organismos causantes de esta enfermedad. Los virus son más comúnmente responsables de causar la faringitis aguda. La exposición a los irritantes ambientales o a las sustancias alergénicas, también podrían  provocar la faringitis crónica. Una persona que sufre de esta condición, es más probable que sufra de tales síntomas, como el hinchado o el enrojecimiento de la garganta, la fiebre, los dolores musculares, la tós, el dolor de los oídos, el malestar o la dificultad para tragar. La terapia con los medicamentos, junto con ciertos remedios caseros, puede ayudar a aliviar los síntomas de la faringitis.

Bolsa faríngea: Una debilidad anatómica en algunos de los músculos de la faringe, puede dar lugar al desarrollo de una bolsa faríngea. Esta condición también se conoce como el divertículo de Zenker. El término de “Divertículo”, se refiere a una estructura en forma de saco, que se puede desarrollar debido a la herniación del contenido de alguna cavidad de los órganos, a través de los puntos débiles de la pared muscular. La mucosa faríngea podría sobresalir a través de los puntos débiles de los músculos cricofaríngeos y los músculos constrictores superiores de la faringe, que se encuentran en la parte superior del tubo de alimentación. El divertículo faríngeo se puede desarrollar, cuando las fibras de los músculos de la faringe son incapaces de relajarse, mientras la persona trata de tragar la comida. Esto puede dar lugar a la presión, y causar el desarrollo de un divertículo en esta región. La disfagia, o la dificultad para tragar los alimentos, es uno de los síntomas más comunes de esta afección faríngea. También se puede experimentar una sensación de un nudo en la garganta. El flujo de retorno de los alimentos ingeridos, también podría ser experimentado por los pacientes. En los casos graves, los médicos pueden recomendar la cirugía endoscópica para deshacerse de la bolsa faríngea.

Cáncer faríngeo: El cáncer, es el desarrollo de un tumor maligno, debido a la división anormal o la división descontrolada de las células. El cáncer de la faringe, así como de la laringe, se clasifica como el cáncer de la garganta. El desarrollo de un tumor canceroso, podría tener lugar en la nasofaringe, la orofaringe o la hipofaringe. El fumar y el alcohol han sido establecidos, como los factores de riesgo más comunes para el cáncer de la faringe. Las personas que mastican tabaco o consumen el tabaco en cualquier forma, son altamente susceptibles al cáncer de la faringe. El riesgo sería aún mayor en el caso de las personas, que se entregan al tabaquismo y al consumo excesivo de alcohol. El desarrollo de la llagas, el dolor de la garganta, la sensación de un nudo en la garganta y el desarrollo de los ganglios linfáticos inflamados en el cuello, son algunos de los síntomas más comunes del cáncer de la faringe. Conforme se amplía el crecimiento maligno en su tamaño, puede empezar a interferir en la habilidad para respirar, y puede causar la dificultad para hablar. La cirugía, la quimioterapia y la radioterapia, son algunas de las opciones de tratamiento, que se utilizan para destruir las células cancerosas.

La faringitis es una enfermedad, que normalmente afecta a los niños y a los adultos de forma igual. A veces, una infección en el espacio parafaríngeo, puede provocar el desarrollo de un absceso lleno de pús. En tales circunstancias, los médicos pueden drenar el absceso quirúrgicamente y recomendar el uso de los antibióticos o de los medicamentos para tratar la infección.

 

Loading...

Artículos relacionados:

Descongestionante natural

Síntomas de infección en el pecho

La congestión nasal grave

La infección nasal

La inflamación de las vías nasales.

Congestión nasal crónica

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *