El tratamiento para los quistes ováricos

Un quiste ovárico consiste en una acumulación de líquido en un saco de paredes delgadas-como la estructura que se desarrolla sobre o dentro del ovario. La mayoría de los quistes ováricos son inofensivos y benignos y no requieren ningún tratamiento. En ocasiones, estos quistes pueden desaparecer después de unos cuantos ciclos menstruales. Sin embargo, en algunos casos, pueden causar dolor debido a la ruptura y sangrado. Algunos quistes pueden crecer o contener células cancerosas o impedir el suministro de sangre a los ovarios. Tales condiciones requieren tratamiento.

En la mayoría de los casos, los quistes ováricos no causan síntomas y se diagnostican accidentalmente durante los chequeos de rutina. Los síntomas son tan genéricas que es difícil diferenciarlo de los síntomas de otras condiciones médicas como la enfermedad pélvica inflamatoria, la endometriosis, el embarazo ectópico y cáncer de ovario. Siempre es mejor consultar a un ginecólogo, si usted tiene síntomas como dolor pélvico que irradian a la espalda y los muslos, dolor durante las relaciones sexuales, menstruación irregular, tensión mamaria, náuseas o vómitos, sensación de pesadez del abdomen y la presión sobre el recto y la vejiga. Si el dolor es muy severo o si se acompaña de fiebre y los vómitos, la atención médica inmediata es necesaria.

El tratamiento para los quistes ováricos depende de varios factores y puede variar de una persona a otra. El modo de tratamiento se determina sobre la base de la edad de la persona, la naturaleza y severidad de los síntomas y el tamaño del quiste. Este tratamiento incluye el uso de píldoras anticonceptivas y la cirugía. A veces el médico puede preferir esperar y ver, antes de decidir el curso del tratamiento.

  • Si usted es una mujer en edad fértil con un quiste ovárico lleno de agua y usted no está experimentando ningún síntoma, el médico puede adoptar el de “esperar y ver ‘la política. Se puede recomendar exámenes regulares y periódicas, y de ultrasonido para revisar el tamaño y la naturaleza del quiste. Este es el método común de tratar con los quistes ováricos, que tienen un diámetro de menos de 2 centímetros, como se ve en la primera ecografía.
  • Las píldoras anticonceptivas se recomiendan para reducir el riesgo de desarrollar más quistes y también para reducir las probabilidades de cáncer de ovario.
  • La eliminación del quiste a través de la cirugía es otro método de tratamiento. La cirugía es sugerido por el médico en el caso de grandes quistes ováricos, o si le causa dolor y otros síntomas, o si está creciendo en tamaño. La cirugía incluye procedimientos como la cistectomía u ooforectomía. Cistectomía consiste en la extirpación del quiste y no el ovario, mientras que la ooforectomía denota la eliminación del ovario afectado o de los ovarios. Si el quiste se encuentra para ser cancerosos, la extirpación de ambos ovarios y el útero se sugiere. Por lo general, el riesgo de desarrollar quistes cancerosos en las mujeres post menopáusicas.

Aparte de estos tratamientos, analgésicos como el ibuprofeno, pueden ayudar a reducir el dolor pélvico. Algunas personas usan el té de manzanilla para aliviar el dolor pélvico. El estreñimiento puede aumentar el malestar causado por los quistes, por lo que es mejor evitar los alimentos que pueden causar estreñimiento. Un cambio en la dieta también es útil en el tratamiento de quistes ováricos. Puede incluir alimentos ricos en vitamina A y carotenoides y vitamina B y eliminar la cafeína, el alcohol y los azúcares en su dieta. Evite el ejercicio arduo o trabajo, que puede causar la ruptura de los quistes.

Siempre es recomendable seguir un estilo de vida saludable y consultar a un médico, si usted experimenta cualquier síntoma de quistes ováricos. Los chequeos de rutina son también buenos para la detección de quistes de este tipo y para vigilar el crecimiento de otras nuevas.

Renuncia: Este artículo es sólo para fines informativos y no debe ser utilizado como un reemplazo para el consejo médico experto. Visitar a su médico es la forma más segura para diagnosticar y tratar cualquier condición de salud.