Efectos secundarios del estrés


Efectos secundarios del estrés

El estrés se refiere a la tensión emocional y física que nuestro cuerpo siente cuando se pone en una situación exigente o incómoda. El estrés a un cierto límite puede ser bueno, ya que resalta lo mejor de nosotros. Sin embargo, un exceso de estrés puede ser una causa de preocupación, ya que puede llegar a ser devastador para la salud y las relaciones. Todo el mundo tiene diferentes niveles hasta los que puede manejar el estrés. Una vez que el límite sea cruzado, uno puede sentir los efectos secundarios dañinos del estrés. La forma de reaccionar al estrés también es diferente. Las reacciones más comunes de estrés incluyen irritabilidad, incapacidad para pensar con claridad y concentrarse, tensión y fatiga.

Cambios fisiológicos debido al estrés

Nuestro cuerpo no es capaz de diferenciar entre situaciones de estrés como el cumplimiento de los plazos o la necesidad de luchar para salvar la vida de uno. El cuerpo se prepara de la misma manera para cualquier “amenaza”. Como respuestas comunes a este tipo de situaciones, el cuerpo se somete a ciertos ajustes funcionales como:

  • La sangre se desvía desde los órganos menos vitales a los más vitales.
  • La presión arterial aumenta para suministrar sangre de manera más eficiente.
  • El ritmo cardíaco aumenta para bombear más sangre por todo el cuerpo.
  • La tasa de respiración aumenta para obtener más oxígeno de la atmósfera.
  • Se forma más glucosa de las reservas de glicógeno en el cuerpo y de las reservas de carbohidratos

Efectos negativos del estrés

Los cambios visibles que el cuerpo experimenta se manifiestan en ciertos efectos secundarios de estrés como palpitaciones, disnea, sequedad de boca, dolor de cabeza o dolor de espalda, dolor en el pecho, las manos y los pies  se cubren con la piel de gallina por todo el cuerpo. Cuando la sangre se desvía desde el sistema digestivo a los músculos grandes para ‘combatir’ el reto, el estómago y los intestinos pueden vaciar su contenido con el fin de preparar el cuerpo para la acción rápida. Esto conduce a una sensación de nerviosismo, malestar estomacal, vómitos y diarrea. Estos efectos secundarios se producen como consecuencia de las situaciones difíciles que requieren una respuesta inmediata por un corto período de tiempo. Sin embargo, si la situación de estrés continúa por mucho tiempo, los siguientes efectos adversos del estrés sobre el cuerpo también pueden ser experimentados:

Depresión: Uno de los principales efectos secundarios es la depresión. Cuando uno no es capaz de hacer frente a una situación exigente durante cierto período de tiempo, el estrés comienza a acumularse. Uno puede empezar a experimentar síntomas de la tensión y la ansiedad, lo que finalmente puede conducir a la depresión.

Aumento de peso: Cuando estamos bajo el estrés, nuestro consumo de calorías aumenta. Sentimos un deseo natural de comer y tratamos de compensar nuestra incapacidad para hacer frente a una situación difícil por comer en exceso. Lo peor es que durante esos momentos tendemos a comer más comida chatarra que tiene alto contenido de azúcares y aceites, lo que causa aumento de peso.

Sistema inmune debilitado: Las personas que sufren largos períodos de estrés a menudo se enferman. Es porque el estrés debilita las células del cuerpo que están destinadas para combatir la enfermedad. Esto a su vez debilita el sistema inmune, dejándonos vulnerables a una serie de enfermedades e infecciones.

Insomnio: Nuestro sistema reacciona al estrés mediante la liberación de hormonas para hacer frente a la “emergencia”. Nuestro cuerpo reacciona para que mantengamos alerta para enfrentar la crisis. Además, por la tensión no somos capaces de hacer frente a una situación más y es más difícil dormir. Por lo que esta condición persiste, la falta de sueño aumenta el estrés aún más. Según unos estudios el insomnio también se destaca por llevarnos a ganar peso.

Efectos cardiovasculares: A medida que el gasto cardíaco aumenta, hay una mayor tensión en el corazón, ya que tiene que bombear grandes cantidades de sangre a varios órganos del cuerpo. Esto lleva a un número de enfermedades del corazón. Si las condiciones de estrés continúan y el cuerpo tiene que mantener la presión arterial elevada durante demasiado tiempo, esto podría llevar a la hipertensión. La depresión causada por el estrés a menudo hace que la gente sea aletargada. Todo esto, junto con la comida chatarra durante el síndrome de estrés puede contribuir a las enfermedades del corazón. Esto es especialmente cierto para el tipo nervioso, ansioso y pesimista de los individuos.

Algunos otros efectos negativos del estrés en el cuerpo son los trastornos de ansiedad, trastornos de memoria, alteración de la toma de decisiones, falta de concentración y las extremidades temblorosas. La depresión a largo plazo debido a la tensión puede asestar un duro golpe a la confianza de uno. Un efecto importante del aspecto psicológico de estrés es el aislamiento social. Los estudios también han demostrado que el estrés es una causa frecuente de las adicciones y el abuso de sustancias.

El estrés es un hecho ineludible de la vida. A veces es bueno y a veces es perjudicial. Lo que tenemos que entender es que no deberíamos sucumbir a los efectos secundarios causados ​​por el estrés, sino aprender y practicar técnicas sencillas de manejo del estrés. La mejor manera de luchar contra el estrés es una actitud positiva.

Artículos relacionados:

El estrés y los niveles de testosterona

Enfermedades causadas por el estrés

¿Es el dolor en el pecho un síntoma de estrés?

Herpes zóster y el estrés

Las hemorragias nasales y el estrés

Los síntomas de estrés en los hombres

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *