Los efectos del alcohol sobre la presión sanguínea


Los efectos del alcohol sobre la presión sanguínea

El consumo excesivo de alcohol, ha estado siempre ligado a las enfermedades y a los trastornos. El alcoholismo pesado, es cuando una persona consume más de 2 o 3 vasos de alcohol al día. El alcohol afecta principalmente al sistema nervioso central (SNC), daña el hígado causando la cirrosis hepática, y también aumenta el riesgo del cáncer. El consumo excesivo de alcohol, también puede afectar la presión arterial.

La presión arterial alta o la hipertensión, es un precursor de numerosos problemas relacionados con el corazón, los riñones y el cerebro. Siempre es aconsejable mantener la presión arterial adecuada. Existen varias causas de la presión arterial alta, el alcohol es uno de ellas. El consumo excesivo de alcohol puede aumentar la presión arterial, dando lugar a la hipertensión. Echemos un vistazo en detalle.

El alcohol y la presión arterial

El alcohol puede afectar la presión arterial de diferentes maneras. En primer lugar, el exceso de alcohol  provoca un aumento en el peso, ya que el alcohol contiene un exceso de calorías. El exceso de las grasas causa un exceso de la presión en las arterias y, consecuentemente, en el corazón. Esto aumenta la presión en las arterias y en el corazón, indirectamente causando un aumento de la presión arterial. En segundo lugar, el exceso de alcohol, también tiene un efecto adverso sobre el funcionamiento de los riñones. Cuando los riñones están dañados, ejercen una presión sobre las arterias, dando lugar a la hipertensión.

Otro factor a tener en cuenta, es la combinación de estrés y el alcohol. Como el alcohol es un depresivo, las personas tienden a consumir alcohol con el fín de reducir el estrés. Por lo tanto, el estrés y el consumo excesivo de alcohol, juntos, pueden ser también los factores de riesgo para el aumento de la presión arterial. Los grandes bebedores son más propensos a sufrir de los problemas de la presión arterial relacionada, que otros. Los estudios han demostrado, que los bebedores en exceso tienen la presión arterial más alta en casi 4 mm Hg, que los no bebedores. Es, por lo tanto, esencial evitar el alcohol para el tratamiento de la hipertensión.

Los efectos del consumo de alcohol sobre la presión arterial difieren de una persona a otra. En algunas personas sólo puede darse un ligero aumento, mientras que en otras, puede haber un aumento drástico. Se observa, que los efectos del alcohol sobre la presión sanguínea son similares tanto en las mujeres como en los hombres. Pero, las mujeres corren un mayor riesgo de padecer la hipertensión debido al alcohol, que los hombres. Los hombres mayores, por encima de la edad de los 65 años, también están en un riesgo mayor de sufrir las complicaciones causadas por el alcohol y la presión arterial alta inducida.

Como se pueden producir varios efectos secundarios del alcoholismo, lo mejor es dejar de beber el alcohol. Se observa, que las personas que no consumen alcohol, tienen una presión arterial normal en comparación con aquellas, que consumen el alcohol en exceso y de forma regular. En el caso, de que dejar el alcohol por completo no es posible, se puede reducir la cantidad y beber el alcohol en cantidades moderadas. Los médicos aconsejan a las personas que beban cantidades moderadas de alcohol, es decir, una bebida al día para las mujeres y dos bebidas para los hombres (es decir, 1 vaso pequeño de cerveza o vino y una medida del espíritu).

No es fácil dejar de beber inmediatamente, si una persona es un grán alcohólico. En ese caso, se puede empezar por mantener un control sobre la cantidad de alcohol que consume. Mezclar agua con alcohol, así como para hacer, que la bebida dure más tiempo, es una buena forma de prevenir el consumo de alcohol en exceso. El alcoholismo puede ser reducido y también detenido por completo con la ayuda de tratamiento de alcohol y las terapias.

Una vez que la cantidad del alcohol sea reducida, se podrá observar una disminución de la presión sanguínea, sólo si el alcohol es la única causa subyacente. Usted debe buscar diferentes métodos de manejo del estrés, con el fín de reducir el mismo. También es recomendable medir su presión arterial con regularidad por el médico. Si se comprueba que el alcohol es la causa subyacente, entonces el consumo tiene que ser controlado. Uno tiene que considerar seriamente los efectos del alcohol sobre la presión arterial y tratar de modificar su estilo de vida ¡para llevar una vida saludable! Este artículo se trata sólo de proporcionar información y no debe sustituir el consejo de un médico. ¡Tenga cuidado!

Artículos relacionados:

Información sobre la regulación de la presión arterial en el cuerpo

La presión arterial normal para los hombres.

La presión arterial durante el ejercicio

La presión arterial normal para los niños.

La presión arterial normal para mujeres embarazadas.

La presión arterial normal para las mujeres

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consulte a un Médico
5 Médicos están online.
¡Pregunte y obtenga su respuesta YA!
Obtenga su respuesta