Dolor de la espalda, de la cabeza y del cuello


Dolor de la espalda, de la cabeza y del cuello

¿Siente usted un dolor severo de la cabeza y del cuello, que le provoca unos días agitados y unas noches sin dormir? Estos dolores de la cabeza pueden surgir en cualquier parte de la cabeza, así como en la parte posterior del cuello. La intensidad del dolor puede variar de leve a moderado, así como pasar a ser un dolor severo. Diferentes personas sufren de diferentes intensidades de un dolor en la parte posterior de la cabeza y del cuello. Las causas también difieren de una persona a otra. La mayoría de las veces, el dolor en la parte posterior de la cabeza y del cuello no indica ningún problema neurológico grave. Estos dolores son fáciles de tratar con algunos analgésicos de venta libre, con el reposo en cama y algunos cambios en el estilo de vida.

¿Qué causa el dolor en la parte posterior de la cabeza y del cuello?

La cabeza está apoyada por las vértebras del cuello. Estas vértebras apoyan el peso de la cabeza, así como proporcionan el movimiento. Cuando se producen algunos cambios en la alineación de los huesos y los músculos del cuello se tensan, se produce un dolor en la parte posterior de la cabeza y del cuello. ¿Cuál es la razón de este dolor? Como ya hemos dicho, los huesos del cuello y de los músculos ayudan a sostener la cabeza. Cuando la cabeza es súbitamente dezplazada hacia adelante, hace que los huesos en el cuello se amontonen los unos sobre los otros. Esto produce una tensión sobre los músculos y sobre los nervios del cuello y de la cabeza. Usted puede sentir unos nudos en los músculos del cuello, así como tensión. Esto provoca el dolor de la cabeza en la parte posterior de la misma, así como del cuello. Existen diferentes tipos de dolores de la cabeza, que conducen al dolor en la parte posterior de la cabeza y del cuello. A continuación vamos a ver algunos de ellos.

Dolor de la cabeza por la tensión
La contracción de la cabeza y de los músculos del cuello hace, que los músculos se tensen. Esta es una de las formas más comunes de todos los dolores de la cabeza. En algunas personas, se presenta como un dolor de la cabeza crónico debido a la tensión constante, a una postura que produce la fatiga, a la tensión de los ojos, por fumar, por beber el alcohol y en las mujeres que se someten a los cambios hormonales debidos a la menstruación.

Los síntomas de la cefalea tensional

  • La cefalea tensional provoca un dolor generalizado en la parte posterior de la cabeza y del cuello.
  • El dolor se parece a una “banda estrecha” en torno a la parte posterior del cuello, así como de la cabeza.
  • La rigidez de los músculos se siente en la parte posterior del cuello.
  • El dolor de la cabeza dura un corto período de tiempo, si se trata con los analgésicos.

La migraña
La segunda causa más común del dolor en la parte posterior de la cabeza y del cuello es la migraña. La constricción de los vasos sanguíneos en la cabeza y el cuello causan la disminución del flujo sanguíneo. Cuando esto ocurre, se dispara un ataque de la migraña bastante desagradable. Este tipo de dolor de la cabeza generalmente causa un dolor punzante a cada lado de la cabeza. Las personas que sufren de la migraña llegan a ser extremadamente sensibles a la luz y al sonido. Estas personas sufren las náuseas y en la mayoría de los casos, sólo el vómito ayuda a aliviar el dolor de la cabeza. Este dolor de la cabeza se produce debido a una larga historia familiar de la migraña. Otras causas son la tensión muscular a largo plazo, el estrés, fumar, beber alcohol, la falta de sueño, etc. En algunos casos, ciertos tipos de alimentos como el chocolate, los frutos secos, los encurtidos, el queso, el vino tinto, los alimentos que contienen los conservantes y los edulcorantes artificiales, etc, pueden desencadenar un ataque de la migraña. Las mujeres sufren de los ataques de la migraña antes o durante el ciclo de la menstruación y después del uso de los anticonceptivos orales.

Los síntomas de la migraña

  • La migraña causa un dolor pulsante en un lado de la cabeza.
  • El dolor es sin brillo o severo y generalmente comienza por la mañana.
  • La persona se vuelve extremadamente sensible a la luz, así como al sonido.
  • Se producen las alteraciones como las náuseas, los vómitos, el vértigo y otros síntomas.
  • El dolor empeora con el tiempo.
  • La migraña tiene una duración de unas cuantas horas a 48 horas, incluso en los casos graves.

Los dolores de la cabeza vertebrogénicos
Los dolores de la cabeza vertebrogénicos causan un dolor en el cuello que late en la cabeza. El origen del dolor es generalmente en el cuello desde donde se irradia hacia la parte posterior de los ojos, los oídos y a veces, hacia la parte superior de la cabeza. Por lo general, este dolor de la cabeza se produce debido a una mala postura, que conduce a una mala alineación de las articulaciones de las vértebras y a la disfunción de la articulación. Las lesiones en el cuello y en la cabeza durante un accidente automovilístico o un movimiento brusco pueden provocar los dolores de la cabeza vertebrogénicos.

Los síntomas de los dolores de la cabeza vertebrogénicos:

  • Se produce un dolor sordo y constante en un lado de la cabeza.
  • Una persona experimenta un dolor en el cuello.
  • El dolor en la parte posterior del cuello se irradia a la parte posterior de la cabeza y de los ojos.
  • La duración del dolor de la cabeza puede variar de un par de horas a algunas semanas.

Los dolores de la cabeza miogénicos
Cuando los músculos del cuello están excesivamente tensos o irritados, esto conduce a los dolores de la cabeza miogénicos. Este dolor de la cabeza es generalmente causado por la rigidez o por la tensión de los músculos del cuello debido a un traumatismo como el latigazo cervical, una mala postura, el estrés del recreo, el estrés laboral, dormir o estar de pié en una posición incómoda, etc.

Los síntomas de un dolor de la cabeza miogénico

  • Se produce un dolor, de leve a severo, en uno o ambos lados de la cabeza.
  • El dolor se origina en el cuello y se irradia a la parte posterior de la cabeza, así como la mandíbula.
  • El dolor se puede extender a los templos, a los ojos y hasta la superficie de la cabeza.
  • El cuello tiende a volverse resistente a ciertos movimientos y no puede efectuar sus movimientos con normalidad.
  • La duración del dolor puede ser de unas horas o un par de semanas.

El tratamiento para el dolor en la parte posterior de la cabeza y del cuello

Los dolores de la cabeza en la parte posterior de la cabeza y del cuello suelen ser tratados con el paracetamol, con las aspirinas y con el ibuprofeno. Estos medicamentos son muy útiles en el alivio de los dolores de la cabeza tensionales, así como los dolores de la cabeza vertebrogénicos. La migraña y los dolores de la cabeza miogénicos también son tratados con el ibuprofeno y con el paracetamol para evitar los factores desencadenantes, así como algunos alimentos pueden también evitar un ataque desagradable de la migraña. Hay un grupo de medicamentos denominados triptanos antimigrañosos, que ayudan en grán medida en el tratamiento de las migrañas. Estos incluyen el sumatriptán y el zolmitriptán.

Con el fín de evitar el dolor en la parte posterior de la cabeza y del cuello, lo que usted necesita, es mantener una buena postura al estar sentado, de pie y al estar trabajando. Siéntese en una silla buena, que apoye su postura. Evite el alcohol, así como el tabaco tanto como sea posible. Haga ejercicio y asegúrese, de que tiene un montón de aire fresco. Evite el estrés mediante la meditación y el yoga. Si el dolor de la cabeza es persistente, asegúrese de realizar una visita a su médico de cabecera. Esperamos que la información anterior le haya ayudado a entender por qué se sufre de un dolor de la espalda, de la cabeza y del cuello.

Artículos relacionados:

El dolor del cuello en los niños

Dolor de hombro y de cuello durante el embarazo

Infecciones que causan el dolor de cuello

Espasmos en el cuello

Espasmos musculares en el cuello

Los nudos en el cuello

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *