El dolor de las caderas durante el embarazo.


El dolor de las caderas durante el embarazo.

El dolor de la cadera durante el embarazo, es una queja bastante común. Puede surgir en cualquier momento. Sin embargo, como el tamaño del bebé aumenta, el dolor se vuelve más y más prominente. La intensidad del dolor puede variar de leve a grave. Para aquellas personas, que sufren un dolor leve, esto podría ser sólo una cuestión de molestia. Pero existen personas, que sufren un dolor intenso, que puede interrumpir su sueño por la noche, y también puede afectar sus  actividades diarias.

Las causas.

Hay muchos cambios que se producen durante el embarazo, que pueden ser responsables de causar dolores. Las causas más comunes són las siguientes:

  • Los cambios hormonales
    Existen varias hormonas, que són liberadas por el cuerpo durante el embarazo. Ciertas hormonas, como la progesterona actúan como un agente relajante de los músculos, los ligamentos y las articulaciones del cuerpo. De esta manera, su cuerpo se prepara para el parto. En este proceso, los tejidos musculares y las articulaciones que ofrecen soporte al cuerpo se relajan, se estiran y causan un dolor de la cadera.
  • Los cambios en la estructura del esqueleto
    Existe un cambio continuo en la estructura del cuerpo de una mujer embarazada. A medida que el útero está creciendo en tamaño, los músculos abdominales se estiran demasiado, lo que produce mucha tensión en el área de las caderas, causando un dolor en las mismas.
  • El cambio en la postura del cuerpo
    Debido a un cambio en la estructura del cuerpo, la postura de una mujer embarazada tiende a convertirse en incómoda, mientras realiza tales movimientos, como agacharse, sentarse y caminar. Esta situación ejerce una presión adicional en el área de las caderas y causa una tensión en los músculos. El exceso de estos movimientos puede dar lugar a un dolor agudo de las caderas durante el embarazo.
  • Otras causas
    Muchas mujeres tienden a experimentar este tipo de dolor a causa del estrés excesivo. En cualquier condición, los músculos del cuerpo se vuelven rígidos y tensos bajo el estrés. Esta combinación de tensión en los músculos y la presión adicional en la región de la cadera y la pelvis, puede conducir a un dolor en las caderas. El aumento de peso, es otro factor, que puede ser responsable de este tipo de dolor.

Los remedios.

Podemos sugerir algunos remedios sencillos, que pueden aliviar el dolor de las caderas:

  • La aplicación de calor
    Cuando usted está sufriendo dolor en las caderas, la forma más sencilla de librarse del dolor, es la aplicación de calor. Este tiene un efecto calmante sobre el dolor. Tomar un baño caliente también puede ser bastante útil.
  • El limite de las actividades
    Es necesario reducir todas las actividades o los ejercicios durante el embarazo, que agraven el dolor con fín de conseguir un alivio del mismo. Pero se recomienda caminar durante el embarazo, para mantener el cuerpo en forma. Sin embargo, usted no podrá elegir correctamente el ejercicio, si usted está sufriendo un dolor de las caderas.
  • El masaje
    Muchas mujeres encuentran, que el masaje terapéutico es muy eficaz para reducir el dolor de las caderas. Estos masajes  pueden aflojar los músculos tensos y ayudar en el tratamiento del dolor. En lugar de visitar un spa para un masaje sencillo, opte por un masaje de un quiropráctico con licencia, que tenga experiencia en este tipo de masajes.
  • Los ejercicios de fortalecimiento muscular
    Existen algunos ejercicios, que pueden ayudar a aumentar la fuerza de los músculos de la pelvis y los músculos de los muslos y a mejorar la movilidad. Sin embargo, es esencial que los ejercicios se realizen bajo la supervisión de un fisioterapeuta, que pueda guiarlo en las posturas seguras de los ejercicios durante el embarazo. La natación es otro ejercicio simple, que puede ayudar a aliviar el dolor en la región de las caderas.
  • El apoyo de la espalda
    Muchas mujeres embarazadas experimentan un dolor de espalda, mientras están acostandas o durmiendo. Esto es principalmente debido a la falta de apoyo de las articulaciones de la región de la pelvis. Esto puede ser proporcionado, mediante la colocación de una almohada entre las piernas y una debajo del vientre. De esta manera, se evitará una grán cantidad de presión de las caderas y de la pelvis.

Existen algunas medidas, que pueden prevenir el dolor de las caderas. Trate de mantener una buena postura mientras esté de pié, para que las caderas no se tensen. Siéntese con los pies en una posición elevada. Al sentarse, no cruce las piernas. Evite completamente los zapatos de tacón alto por el momento, ya que estos pueden conducir al dolor. Será necesario incluir en la dieta mucho calcio y magnesio, para prevenir el dolor de las caderas. Beba líquidos en abundancia, para que el cuerpo permanezca correctamente hidratado. Aunque el dolor de las caderas durante el embarazo es un sintoma bastante común, no se debe tomar a la ligera. Siempre es recomendable que consulte con su médico y le informe sobre el malestar.

Artículos relacionados:

El dolor de cadera después de ejecutar

El dolor de glúteos - Causas

El dolor del glúteo

El síndrome de cadera

La esclerosis de la cadera

Las causas de dolor de espalda y cadera

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *