El dolor de la garganta y el dolor de los oídos. 1


El dolor de la garganta y el dolor de los oídos.

Los oidos, la nariz y la garganta están interrelacionados entre sí. Por lo tanto, cuando uno de estos órganos se vea afectado por una infección o alguna alergia, causará molestias en los tres órganos al mismo tiempo. Un tubo, denominado el Tubo de Eustaquio, conecta el oído medio y la garganta. Cuando una persona padece un dolor de la garganta, el tubo se inflama, lo que provoca las obstrucciones, que ejercen presión sobre los oidos. Cuando la presión en el oído aumenta,  causa el dolor de los oídos.

Algunas medidas de autocuidado

Existen algunos remedios caseros, que pueden ser utilizados para el tratamiento de esta condición.

✔ Caliente un pedazo de tela y colóquelo sobre la oreja. Este recurso le dará un alivio temporal, aún que inmediato, del dolor de los oídos.

✔ Asegúrese de que está consumiendo una cantidad suficiente de líquidos, ya que los líquidos ayudan en la hidratación de la garganta y hacen que sea más fácil de hablar y de tragar. Siempre que sea posible, beba líquidos calientes, como la sopa caliente, la leche caliente con una pizca de cúrcuma, etc.

✔ Para mantener la humedad de la garganta, además de beber el agua, se pueden utilizar las pastillas y los helados.

✔ Hacer gárgaras con agua salada, también ayudará a aliviar el dolor de la garganta. Sin embargo, este remedio tiene que repetirse varias veces al día.

✔ Ul humidificador será de grán ayuda para el tratamiento de la condición.

✔ Si su nariz se encuentra demasiado seca, al igual que la garganta, se recomienda una solución salina de aerosol nasal, por lo que las membranas mucosas se mantendrán húmedas.

✔ Entre los remedios caseros, un recurso sencillo, es usar el extracto de las hojas de albahaca, añadir la miel, hervirlo en el agua y luego beberlo.

✔ La mezcla de las hojas de albahaca, la cúrcuma, la canela, el jengibre y la sal, ayudará a aliviar la condición. Antes de beber esta mezcla, añadir una cucharadita de miel a la misma. Si es posible, beba la mezcla, mientras todavía esté caliente. Esta mezcla también ayuda a reducir la fiebre.

✔ El extracto de jengibre, que se toma con la miel, también es un grán remedio para la enfermedad.

✔ Inhalar el vapor o tomar una ducha de agua caliente, también ayudará a aliviar la condición. Usar el vapor tanto para los oídos, como para la garganta se recomienda para un alivio más rápido.

El dolor de la garganta y el dolor de los oídos

Cuando se produce una infección, ya sea en los oídos, la nariz o la garganta, afecta a los otros dos organos también. Cuando las cavidades nasales están llenas de mucosidades, esto puede causar un dolor los oídos. Puesto que hay una conexión entre estos organos, se produce un intercambio de los fluidos, lo que provoca que la infección se pueda desplazar entre el oído, la nariz y la garganta, lo que con el tiempo conducirá a un dolor de la garganta y el dolor los oídos.

El dolor de la garganta y el dolor de los oídos persistente, a menudo se debe a una inflamación del oído medio, causada por una infección. Debido a la inflamación, el tímpano se estira y se hincha. Esto a veces perjudica la audición. Si el dolor es severo, se puede tomar un leve analgésico. Se puede producir un dolor crónico, que puede ser pasajero o permanente, debido a las alergias, cuando el sistema inmunitario de la persona se debilita. Si la persona está expuesta al consumo del tabaco, se produce una irritación de los sistemas nasales de calefacción y refrigeración, el alcohol también puede agravar la situación. En algunos casos, cambiar el cepillo de dientes, también ayuda a deshacerse de la infección de la garganta y el dolor de los oídos, ya que el cepillo de dientes transmite la infección.

El dolor de la garganta

Cuando a una persona le duele la garganta, esto se debe a una infección de la garganta, la faringitis, la laringitis o incluso a la amigdalitis. A menudo es una infección, la que afecta a la faringe, la laringe o a la zona circundante o las amígdalas. La infección es a menudo causada por las bacterias, pero también puede ser una infección viral. Esta condición se vé a menudo en los niños y los jóvenes, sin embargo, no necesariamente siempre es así, ya que puede afectar a las personas de cualquier edad. Las características más comunes són: la garganta y el dolor de los oídos, junto con la dificultad para tragar.

Los síntomas que acompañan el dolor de garganta, incluyen un dolor al tragar, el dolor de la cabeza, la fiebre, la pérdida de apetito, la sensación de malestar general, el dolor de los oídos, la sensibilidad o la inflamación de las glándulas rojas en el cuello, la inflamación en las amígdalas y la infección. El dolor de la garganta es contagioso y se propaga, cuando una persona infectada entra en contacto con otras personas. Las bacterias se transmiten por la saliva, las secreciones nasales, así como a través de la tós, los estornudos y el tacto.

Para el tratamiento de la enfermedad, a menudo se prescribe el tratamiento antibiótico. En especial, si la infección se ha extendido a los oídos y la nariz. Si se trata de una enfermedad grave, puede llegar a tardar en curarse hasta 10 a 15 días. También existen muchos medicamentos de venta libre, que se pueden tomar para reducir la fiebre y la inflamación. Uno de los remedios caseros para el dolor de la garganta, sería el uso de los humidificadores en el hogar. Estos humedecen  el aire y producen un poco de alivio a la garganta irritada e inflamada. Los baños de agua tibia también pueden ser utilizados para calmar el dolor de la garganta y para reducir la inflamación. Aumentar el consumo del ajo es también de grán ayuda para tratar la condición.

El dolor de los oídos

Los oídos están formados por el oído externo, el oído medio y el oído interno. El dolor del oído es una condición frecuente en los adultos y los niños por igual. El inicio del dolor de los oídos, a menudo comienza dentro del oído, el oído medio para ser más exactos. La causa de esta enfermedad, a menudo es la inflamación y la hinchazón de cualquiera de las estructuras, que constituyen el oído. Las alergias, una infección en el oído o el cerumen pueden provocar el dolor de los oídos. Además de los problemas relacionados con los oídos, la nariz y la garganta, el dolor especialmente se produce en los niños, también puede ser la consecuencia de una erupción del diente nuevo.

Cuando el dolor de los oídos se acompaña de ciertos síntomas, como la fiebre, el picor del oído, la dificultad para comer, etc, entonces la condición es el resultado de un problema del oído, la nariz y la garganta. En algunos casos, junto con el dolor, la persona puede experimentar un zumbido y otros sonidos en los oídos. En el caso de una infección respiratoria, las bacterias pueden pasar a través de las trompas de Eustaquio al tímpano. La formación de la pús empuja contra el tímpano, lo que causa el dolor. La infección del oído, la infección de la garganta, la infección bacteriana del oído y el crecimiento de los hongos en el oído, són las causas importantes de esta condición.

Si el dolor de la garganta y el dolor de los oídos tarda demasiado tiempo para sanar o si lo mismo se produce con el dolor de la garganta, es posible que sea necesario consultar con su médico. El médico será capaz de encontrar la causa exacta de su problema y tratar el problema en consecuencia.

Loading...

Artículos relacionados:

Dolor de garganta y los síntomas de alergia

La congestión nasal y el dolor de la garganta

Faringitis estreptocócica crónica

Tos seca y dolor de garganta

La rigidez en el cuello y el dolor de la garganta

La sensación de un bulto en la garganta.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “El dolor de la garganta y el dolor de los oídos.