El dolor en la parte frontal del cuello.


El dolor en la parte frontal del cuello.

Según la opinión de los médicos, el dolor en la parte frontal del cuello no puede ser una enfermedad grave como parece ser, pero sus síntomas són muchas veces insoportables. Esto es así porque, debido al agua o los alimentos que consume, una persona puede experimentar dolores que se irradian desde el cuello. El dolor en la parte frontal del cuello, puede ser una indicación de un sintoma, denominado el bocio. Las causas y el tratamiento se discuten a continuación:

Las causas.

  1. Los problemas de la tiroides.
    El cuello contiene una glándula tiroides, que produce las hormonas que ayudan a mantener el nivel metabólico normal. Esta glándula tiroides está básicamente situada en la parte frontal del cuello. En el caso del mal funcionamiento de la glándula tiroides, este problema se manifestará en forma de un dolor en la parte frontal del cuello. La rigidez en el cuello y el dolor de la garganta, són los síntomas más comunes de una infección en la misma.
  2. El hipertiroidismo.
    El hipertiroidismo es una condición en la que existe un exceso de la producción de las hormonas tiroideas. En esta condición, la glándula tiroides es hiperactiva y produce más hormonas de lo necesario. Los síntomas más comunes relacionados con el hipertiroidismo, són un considerable dolor de la cabeza y un dolor en el cuello. Muchas veces, el cuello puede hincharse, lo que puede aumentar el dolor. El hipertiroidismo, es las razon principal del dolor de los músculos del cuello.El hipotiroidismo se produce, debido a una glándula tiroides poco activa. En esta condición, se produce una cantidad insuficiente de la hormona tiroidea y por lo tanto, la glándula tiroides es incapaz de cumplir con las nacesidades diarias de las hormonas tiroideas, que són necesarias para el buén funcionamiento de los diferentes procesos biológicos en el cuerpo. Este mal funcionamiento de la glándula tiroides también puede causar un dolor muy grave. En algunos casos, el dolor del cuello que puede subir a los oídos y conducir al desarrollo de la presión en los oídos.
  3. El cáncer de la tiroides.
    Debido a la presencia de los tumores cancerigenos en la tiroides, se puede sentir un bulto, al tocar la parte frontal del cuello. La zona del cuello se amplía y puede dificultar la tarea de tragar los alimentos, lo que puede causar un dolor al ingerir los alimentos.
  4. El bocio.
    El bocio es un término utilizado para describir la hinchazón de la glándula tiroides. Una glándula tiroides hinchada, puede provocar un dolor en la parte frontal del cuello, al respirar o al tragar. La gravedad de los síntomas depende del tamaño del bocio. Una ampliación ligera de la glándula tiroides, generalmente no causa dolor. Sin embargo, un bocio grande produce los síntomas de la voz ronca y el dolor del cuello. Las deficiencias del yodo o los problemas de la tiroides, como el hipotiroidismo, són algunos de los factores que causan el bocio.
  5. La infección de la garganta.
    La infección de la garganta que surge con más frecuencia, es la faringitis estreptocócica, y también puede provocar un dolor en la parte delantera del cuello. Es una infección por las bacterias, que causa molestias en el cuello, en forma de una inflamación dolorosa en la garganta.
  6. La laringitis.
    La laringitis es una enfermedad dolorosa de la garganta, durante la que se inflama la laringe. Debido a la inflamación de la laringe, una persona puede tener grandes dificultades para hablar correctamente. La voz se vuelve ronca y las personas afectadas con la laringitis, pueden sufrir dificultades para tragar los alimentos. Como un resultado de una infección viral, la laringitis es común en las personas que padecen la gripe, el resfriado y la temporada.

El tratamiento.

  1. Los medicamentos.
    Los medicamentos serán diferentes, dependiendo del tipo de la enfermedad de la tiroides. Por ejemplo, el hipotiroidismo, que implica la falta de las hormonas de la tiroides, es una enfermedad, que obliga a tomar los medicamentos con receta, tales como la levotiroxina. En realidad, estos medicamentos suministran esta hormona y por lo tanto ayudan a superar este problema. Los medicamentos antitiroideos, se recetan bastante para tratar el hipertiroidismo. En realidad, estos medicamentos tratan de corregir el funcionamiento de la glándula tiroides, de modo que producen la hormona en cantidades normales.
  2. Los ejercicios frontales del cuello.
    Para fortalecer los músculos delanteros del cuello, se ha desarrollado un ejercicio muy eficaz. No tiene importancia, si durante el ejercicio usted se encuentre parado o sentado. Lo importante es estirar los músculos del cuello. Basta con mover la cabeza hacia arriba, hasta que pueda ver el techo. En esta posición, asegúrese de que la lengua entre en contacto con la parte superior de la boca. Esto ayudará a estirar los músculos del cuello. Ahora, con la lengua tocando la parte superior de la boca, vuelva la cabeza hacia atrás a su posición original. Repita este procedimiento varias veces al día, para fortalecer los músculos del cuello.
  3. La cirugía.
    Por lo general, el cáncer de la tiroides puede ser detectado en las etapas iniciales. Cuando el diagnóstico del cancer muestra, que este no se haya extendido y esté localizado, es más fácil de tratar y las posibilidades de recuperación total también aumentan de forma espectacular. Los procedimientos quirúrgicos, que involucran la extirpación de la glándula tiroides, se utilizan a menudo para tratar el cáncer de tiroides. Sin embargo, si el cáncer ha progresado a la etapa avanzada y ya no se encuentre en el lugar de donde se ha originado, se recomendará el uso de las drogas de la quimioterapia y la radioterapia.

En la mayoría de los casos, la laringitis se resuelve por sí sola sin ningún tratamiento médico. Mediante las medidas simples de los cuidados personales, tales como hablar menos y hablar sólo cuando sea necesario, proporcionará el descanso necesario de las cuerdas vocales. También se deben evitar los murmullos, que también ejercen una presión excesiva de las cuerdas vocales. La sequedad de la garganta puede empeorar el dolor y por lo tanto, asegúrese de que usted instale un humidificador para mantener el aire que le rodea húmedo. Beba agua suficiente y enjuague la boca con el agua salada, lo que también podrá ayudar a aliviar los síntomas de la laringitis.

Artículos relacionados:

El dolor del cuello y los mareos

Dolor en el cuello y dolor de cabeza

Dolor en la espalda, cabeza y cuello

El dolor del cuello en los niños

Dolor de hombro y de cuello durante el embarazo

Infecciones que causan el dolor de cuello

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *