El dolor de la cabeza en los niños


El dolor de la cabeza en los niños

El dolor de la cabeza en un niño es una de las quejas más frecuentes de un malestar. De este malestar se quejan los niños, al igual que los adultos. Es la segunda queja más común después del dolor abdominal. El dolor de la cabeza puede ocurrir no sólo entre los adolescentes, sino también entre los niños de muy poca edad e incluso, en los bebés.

El dolor de la cabeza en los niños se divide en dos tipos:

  • El dolor que se produce durante las enfermedades infecciosas en la cabeza (la meningitis, la encefalitis, los quistes, los tumores, el desorden en la salida del líquido craneoencefálico y las enfermedades inflamatorias del cerebro).
  • El dolor que se produce durante los trastornos de la circulación sanguínea cerebral, causado por las enfermedades de los órganos internos y por la fatiga.

Si su hijo se queja de un dolor de la cabeza, no haga caso omiso de sus quejas, pensando en que es una simulación por su parte. Con bastante frecuencia la principal causa del dolor de la cabeza en los niños de la etapa escolar, es la fatiga. Si son observados los síntomas de la fatiga en el niño, es necesario cambiar el régimen y los hábitos de estudio, limitar ver la televisión, jugar con el ordenador y hacer que se deje el tiempo necesario para la recreación (caminar al aire libre, juegos de acción, los deportes). Si el dolor de la cabeza no se puede evitar, antes de darle pastillas, simplemente siéntese tranquilamente con el niño, pásele la mano por la cabeza y prepárele un té calmante de manzanilla o de menta.

Si estas medidas no ayudan, y el dolor se mantiene, se hará necesario consultar con un médico y llevar a cabo diferentes medidas.

Asegúrese de llamar a una ambulancia en los casos siguientes:

  • Si pone a su niño sobre su espalda, y este no puede levantar la cabeza.
  • Si no se puede bajar la fiebre del niño (mayor de 38o) con los antipiréticos.
  • Si en el niño se observa la pérdida de coordinación y un habla lento.
  • Si en el niño se observan episodios de vómitos violentos en ausencia de los problemas y de las quejas del trastorno del tracto gastrointestinal, y una extraña somnolencia.

Todos los síntomas anteriores pueden ser síntomas de unas enfermedades graves, que requieren la atención médica de emergencia y consultar con un especialista.

Debe ponerse en contacto con su pediatra o llamar al médico a la casa en el caso de:

  • Si su hijo se queja de un dolor de la cabeza y tiene fiebre, esto puede ser un indicio de una enfermedad viral.
  • Si su hijo recibió un trauma en la cabeza (un golpe, una caída, la caída de un objeto pesado encima del niño) y como consecuencia se produjo un dolor, el cual puede ser un síntoma de una lesión cerebral traumática.
  • Si el dolor en la cabeza lo tiene un niño menor de 4 los años de edad, entonces es un síntoma de un aumento de la presión craneal. Además, los padres de los niños que aun no se pueden expresar para comunicar lo que les ocurre, deben prestar mucha atención al llanto del bebe si se produce sin ninguna razón aparente.

Casi el 95% de todos los casos del dolor de la cabeza que se produce en los niños pequeños y en los niños de la edad escolar a causa de las infecciones virales, se elimina con paracetamol o ibuprofeno.

Las posibles causas de un dolor de la cabeza en un niño

Además, las siguientes enfermedades pueden producir un dolor de la cabeza, pero no se preocupe, porque estas enfermedades son raras, un examen preventivo por un especialista cuidará la salud de su hijo.

  • Los trastornos vasculares son condiciones, en las cuales se produce una disminución del flujo sanguíneo en el cerebro. Sólo en algunos casos se requieren los medicamentos para el tratamiento, en otros casos, se recomienda más descanso y caminar por la calle.
  • La migraña. Se ha comprobado por las últimas investigaciones, que se hereda de la madre al niño. Así que, las madres que padecen esta enfermedad, tienen que estar más atentas a sus niños. Además del tratamiento médico, se recomienda el jugo de viburnum y las pasas de grosella, una decocción de la hierba de Sán Juán y la ventilación frecuente del local donde se encuentre el niño.
  • Los problemas psicológicos relacionados con el estado interno y con la salud del niño, tales como el fuerte estrés físico y psicológico, los problemas en el hogar y en la escuela, los diversos conflictos. Todo esto causa un dolor de la cabeza y las pastillas no ayudarán en absoluto en este caso. Es necesario determinar la causa del estado de estrés de sus hijos. También los tés relajantes, los ejercicios de respiración, la aromaterapia, los paseos y los deportes pueden ayudar a eliminar el estrés y el dolor de la cabeza. Trate de que el niño reciba emociones positivas, las que le ayudaran a superar la carga del estrés.
  • La neuropatía. Rara vez se diagnostica en los niños pequeños y se trata con medicación. El calor y las compresas calientes ayudán bién con estos problemas neurológicos.

Lo más importante, es no entrar en pánico. Se deben encontrar las causas y se debe determinar el tratamiento terapéutico o médico adecuado. Los medicamentos se deben utilizar como un último recurso, y sólo por la recomendación de un especialista.

El tratamiento de un dolor de la cabeza en un niño

Además de las medidas terapéuticas mencionadas anteriormente, en el caso de este tipo de problema serán prescritos los tratamientos médicos (los analgésicos y los antiespasmódicos). La decisión sobre usar los medicamentos en los niños antes de su edad preescolar será tomada por el pediatra, ya que esto está relacionado con ciertos riesgos. Es necesario tener cuidado con los niños, que tienen las enfermedades crónicas, los problemas en los riñones, el hígado, el páncreas y los problemas mentales. Y sólo un experto podrá calcular la dosis exacta para ayudar y no dañar a su hijo.

 

Artículos relacionados:

El mal aliento en un niño

¿Qué hacer si un niño se siente mareado?

La nariz congestionada en el niño

La disminución de la temperatura en el niño

La discapacidad auditiva en los niños

La hemofilia en los niños: los síntomas y el tratamiento

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *