¿Cómo afecta el alcohol al sistema nervioso

El sistema nervioso central es responsable de algunas de las funciones principales del cuerpo. El consumo excesivo de alcohol, que afecta muy gravemente. Para saber más sobre el efecto del alcohol sobre el sistema nervioso central, sigue leyendo ...

El alcohol es un producto de frutas fermentadas, cereales y miel. En este proceso, la levadura se utiliza para convertir el azúcar en alcohol. El alcohol se utiliza en formas muy diferentes, como un sedante, como un limpiador y como un agente antiséptico. Las bebidas alcohólicas son consumidas por los seres humanos, desde la época prehistórica, por muchas razones. Gran cantidad de consumo de alcohol conduce a la intoxicación y la resaca. El consumo regular de alcohol en dosis altas, causa muchos efectos a largo plazo y corto en las diferentes partes del cuerpo, como las estructuras óseas, el torrente sanguíneo, el hígado, el estómago, el páncreas, el corazón, los tejidos periféricos y la boca. El consumo regular o alta de alcohol puede causar graves trastornos del sistema nervioso central.

Efectos a corto plazo
El alcohol afecta el sistema nervioso mediante el sellado por las señales entre el sistema nervioso de la médula espinal y el cerebro. El alcohol es absorbido por la sangre que se traduce en el apagado de los tejidos nerviosos y se vuelven totalmente insensible cuando en este estado de ‘embriaguez’. En este momento, el sistema digestivo no puede digerir el alcohol. Esta es la única diferencia entre el alcohol y cualquier otro sedante.

Como todos sabemos, hay dos sistemas del cuerpo humano, a saber: el sistema de órgano de carácter voluntario y el sistema corporal involuntario. El sistema voluntario controla los movimientos de los músculos, mientras que el sistema involuntario controla la velocidad de las partes del cuerpo, los latidos del corazón y las señales eléctricas que pasan desde el cerebro a través de las neuronas. El sistema del cuerpo se ve afectado en gran medida involuntaria, si alguien está consumiendo cantidades excesivas de alcohol. El alcohol es más probablemente el mayor depresor del sistema nervioso central. También mejora las actividades del ‘ácido gamma-aminobutírico (GABA), y se debilita “glutamina”. Como resultado de la conducta de la persona se pone torpe. La falta de coordinación y el comportamiento de regulación son los efectos básicos visto, cuando una persona está ebria.

Efectos a largo plazo
Los efectos del alcohol en el sistema nervioso central dependerá de la duración y la cantidad de consumo de alcohol. También varían de persona a persona sobre la base de la capacidad de tolerancia. Estos cambios no son estables, ya que continuamente van cambiando. Las células se vuelven semi-permeable al alcohol, más gruesa en el corto plazo. Estas células enfermas debilitar el sistema nervioso de un lote. Además, el alto nivel de tolerancia de una persona para el alcohol, lo hace más propenso a varios tipos de infecciones. Consecuencias graves como – los ataques cardíacos, derrames cerebrales y la demencia también puede aparecer.

Consumo crónico de alcohol o gradual conduce a la adicción de las bebidas alcohólicas. Los síntomas típicos de la que puede incluir el pánico, ansiedad, temblores de las partes del cuerpo, náuseas y trastornos del sueño. Podría haber algo más síntomas de abstinencia como alucinaciones. El hábito de consumo crónico de alcohol puede dañar tanto a los lóbulos frontales, sino que también reduce el peso del cerebro y el tamaño del cerebro.

Un efecto más de la adicción al alcohol, es la deficiencia de la vitamina. Como el sistema digestivo se ve afectado también, se produce un error de absorber la vitamina B-1 (tiamina). Este síndrome se conoce como “la encefalopatía de Wernicke ‘la. El síndrome lleva a la falta de coordinación, problemas de visión, memoria a corto plazo y la confusión.

El alcohol deja sus efectos en la formación reticular, la médula espinal, la corteza cerebral y el cerebelo también. Se se disuelve en los lípidos y otras soluciones de agua. Todo esto resulta en muchos efectos neuroquímicos. Se incrementa la actividad de los neurotransmisores como la dopamina y los precursores como la norepinefrina. También aumenta los efectos sobre la producción de la beta-endorfina, que es un agente anti-dolor.

Efectos del alcohol dependen de la edad, sexo, condición física y muchos otros factores. Si una persona se combina el alcohol con cualquier otro medicamento, entonces da lugar a reacciones catastróficas que podrían conducir a una intoxicación grave del torrente sanguíneo. A continuación se presentan los efectos del alcohol en las condiciones de consumo diferentes:

  • Bajo Consumo: Baja cantidad de la ingesta de alcohol reduce la tensión, relaja los músculos, reducción de la velocidad de los actos reflejos y también reduce el tiempo de reacción y la coordinación.
  • Consumo medio: Se produce una gran cantidad de somnolencia, dificultad y cambios de humor con las emociones alternas.
  • Alto Consumo: Se lleva a dificultades para respirar, a veces incluso respirar fracasos, vómitos, ataques de pánico, pérdida del conocimiento que a veces conduce a un coma, etc

El alcoholismo también puede conducir a la depresión, conducta antisocial, psicosis, delirios, ataxia, convulsiones, ansiedad por la comida y la irritabilidad.