La disgeusia es uno de los trastornos del gusto común que puede ser causada ​​por varias razones. Lea este artículo para obtener una breve descripción acerca de las posibles causas de esta condición.

Causas de la disgeusia

El gusto es un sentido que nos ayuda a detectar el sabor de la comida y otras sustancias que se ingieren. Son los órganos sensoriales llamados papilas gustativas (principalmente localizadas en la lengua) que facilitan la detección de sabor. Sin embargo, hay ciertas condiciones que pueden afectar nuestra capacidad de experimentar el sentido del gusto. Tales trastornos del gusto se dividen en cuatro tipos llamados parageusia, disgeusia, ageusia e hipogeusia. Si usted no experimenta ningún sabor, entonces la condición se denomina como ageusia, mientras que una ligera sensación de sabor se llama hipogeusia. En algunos casos, es posible que sienta un mal sabor de cualquiera cosa y todo lo que ingiera. Tal condición se llama parageusia. Un cambio en el sabor que se describe a menudo como metálico, asqueroso y rancio,  se llama disgeusia.

Más información sobre la disgeusia

Así, la disgeusia se describe como una condición que se caracteriza por un gusto distorsionado. Mientras que algunos expertos en salud la utilizan como un término colectivo para referirse a todos los tipos de trastornos del gusto, otros la consideran como un tipo específico. En resumen, la disgeusia es una condición en la que la persona afectada experimenta una alteración del gusto o extraño sabor en la boca. Tal alteración del gusto puede ocurrir en cualquiera persona en un momento u otro. Pero en algunos la condición de disgeusia es casi persistente. En caso de disgeusia, las personas afectadas pueden describirla como la alteración del sabor al metálico, salado, desagradable y rancio. Por ejemplo, el consumo de un helado puede producir un sabor salado o metálico en la boca. Algunas de las personas afectadas pueden experimentar incluso un olor alterado. Esto es debido a que las sensaciones del gusto y olfato están interconectados.

Pero el más común entre los efectos de disgeusia es la alteración del sabor, sobre todo, un sabor metálico en la boca. También se ha observado que la disgeusia puede ser uno de los síntomas que se manifiestan con ciertas enfermedades. Aunque en algunos casos el tratamiento básico de las enfermedades puede ser suficiente para deshacerse de disgeusia, en otros casos, esta condición es casi de naturaleza crónica.

Causas comunes de disgeusia

  • Cierta anormalidad de las papilas gustativas puede dar lugar a disgeusia. De acuerdo con algunos estudios, el número pequeño de microvellosidades en las células de papilas gustativas puede ser una razón posible. Incluso una reducción en el núcleo y citoplasma puede causar esta condición.
  • Uso de ciertos fármacos es una de las causas de disgeusia. Estos incluyen algunos diuréticos, antihistamínicos H1-, tetraciclinas y metronidazol, penicilamina. Aunque algunos de ellos afectan a los canales de sodio vinculados a las células de papilas gustativas, otros reaccionan con los iones metálicos en la membrana celular. Diferentes fármacos afectan las papilas gustativas de una manera diferente, pero sin alterar el sabor.
  • Quimioterapia se asocia a menudo con disgeusia y es una de las causas comunes de la condición. Se ha notado que este procedimiento puede causar diversos problemas orales como ulceración de las membranas mucosas, infecciones y mal funcionamiento de las glándulas salivales. Se dice que es debido a la afección de las células de las papilas gustativas por los fármacos utilizados en la quimioterapia.
  • Aquellos con deficiencia de zinc también se encuentran con disgeusia. A pesar de que no hay ninguna evidencia convincente para probar el papel del zinc en la causa de este trastorno del gusto, los expertos insisten que el zinc está involucrado en la producción, así como reparación de las células de papilas gustativas.

Las antedichas son algunas de las causas comunes de la disgeusia. Aparte de lo anterior, hay muchas otras condiciones que se encuentran asociadas con disgeusia. Algunas de ellas se enumeran a continuación:

  • Diabetes mellitus
  • Síndrome de boca seca
  • Reflujo gástrico
  • Daño cerebral (especialmente, del tálamo y cerebro medio)
  • Daño a los nervios glosofaríngeos
  • Enfermedades de Alzheimer y Parkinson
  • Esclerosis múltiple y parálisis de Bell
  • Saturnismo
  • Enfermedades respiratorias, así como infecciones del oído
  • Cirugías como la amigdalectomía
  • Exposición de papilas gustativas a ciertos plaguicidas
  • Menopausia y embarazo
  • Candidiasis oral
  • Enfermedades periodontales
  • Hábito de fumar

También se ha observado que algunas personas pueden desarrollar disgeusia sin ninguna causa. Si bien en algunos casos esta afección puede desaparecer cuando la causa subyacente es tratada, en otros casos, es casi permanente. Los estudios muestran que en la mayoría de los casos, esta condición puede ser curada mediante el tratamiento de la causa subyacente. Incluso si no hay ningún tratamiento, también hay posibilidades de que pueda desaparecer en un par de años. Por lo tanto, si usted tiene síntomas de disgeusia, comuníquese con su médico para obtener un diagnóstico calificado.

Leave a Reply