¿Cuáles son las causas más comunes del agrandamiento del útero de las mujeres en la edad fértil? ¿Qué causa un útero agrandado después de la menopausia? Estas preguntas les respondera el articulo siguiente.

Causas de útero agrandado

El útero, que también se conoce como la matriz, es un órgano muscular hueco que se encuentra en lo profundo de la cavidad pélvica, entre la vejiga y el recto del sexo femenino. Cuando una mujer está embarazada, el útero se agranda para acomodar el crecimiento del embrión, pero se encoge a su tamaño normal poco a poco después del parto. Si bien la ampliación del útero durante un embarazo normal no es una causa de preocupación, la atención médica debe ser buscada si el aumento de tamaño del  útero  se asocia con otros problemas.

A medida que las mujeres envejecen, pueden ser susceptibles a un gran número de problemas reproductivos. Las mujeres que están en la edad de menopausia tienen sin duda un mayor riesgo de desarrollar problemas debido al desequilibrio hormonal. La ayuda médica se debe buscar cuando las mujeres desarrollan un útero aumentado de tamaño después de la edad reproductiva. Mientras que el aumento de peso repentino o una cintura en expansión son algunos de los signos visibles que pueden ser atribuidos a la ampliación del útero, una serie de síntomas molestos pueden ser exhibidos por las mujeres que sufren de esta condición. Desplácese hacia abajo para aprender acerca de las posibles causas de útero aumentado.

¿Qué causa el agrandamiento del útero?

¿Cuáles son las causas más comunes del agrandamiento del útero de las mujeres en la edad fértil? ¿Qué causa un útero agrandado después de la menopausia? Pues bien, la naturaleza de las causas  que pueden estar asociadas con la ampliación del útero puede ser benigna o maligna. He aquí alguna información sobre las circunstancias en las que el útero puede hincharse o ampliarse.

Los fibromas uterinos
La presencia de fibromas uterinas es una de las causas más comunes de útero agrandado. Los estudios han revelado que alrededor del 40-45% de la población femenina sufre de fibromas en el útero en algún momento de la vida. Los fibromas son descritos como crecimientos no cancerosos del útero de una mujer. En su mayoría ocurren durante la edad fértil. Pueden ocurrir en cualquier lugar en el interior, exterior o incluso dentro de la pared del útero. Los fibromas se pueden desarrollar como un tumor único o en grupos. El tamaño de los fibromas podría variar de ser tan pequeño como un guisante hasta tan grande como un melón. La presencia de fibromas se indica por el dolor en la pelvis, el sangrado menstrual abundante, dolor durante las relaciones sexuales, necesidad frecuente de orinar, estreñimiento, dolor abdominal y dolor de espalda leve. Cuando los miomas uterinos son pequeños y no causan ninguna molestia, la intervención quirúrgica no es necesaria. Si los fibromas causan el dolor y el malestar, un procedimiento quirúrgico llamado miomectomía puede ser usado para remover estos tumores. En casos severos, la histerectomía (extirpación quirúrgica del útero) puede ser necesaria para eliminar los síntomas.

El cáncer del endometrio
El endometrio es la membrana mucosa que reviste el útero. El cáncer de endometrio  también figura en la lista de causas de útero agrandado. Este es un tipo de cáncer que comienza en la capa de células que forman el revestimiento del útero. Una división celular anormal y descontrolada de las células que forman el tejido glandular de la mucosa uterina lleva a adenocarcinomas endometrioides. Esta condición generalmente afecta a mujeres mayores de 50 años de edad. La obesidad, el inicio temprano de la menstruación y la aparición tardía de la menopausia se cree que son factores de riesgo para cáncer de endometrio. El desequilibrio hormonal, sobre todo la dominación del estrógeno, también puede hacer que las mujeres sean susceptibles a este tipo de cáncer. Las mujeres menopáusicas que toman terapia de reemplazo hormonal o las mujeres que reciben tratamiento para el cáncer de mama también tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de endometrio. Dolor durante el coito, dificultad para orinar y sangrado vaginal entre períodos o después de la menopausia son algunos de los signos característicos del cáncer de endometrio. El útero también se puede agrandar. Bajo tales circunstancias, el tratamiento para el útero agrandado implicaría su extirpación quirúrgica.

Los quistes de ovario
Los quistes ováricos son bolsas o sacos llenos de fluidos, que se pueden desarrollar  en la superficie o dentro de un ovario. A menudo, los quistes ováricos son benignos o funcionales. Sin embargo, en algunos casos desafortunados, la ruptura de quistes de ovarios  causa complicaciones graves. Los quistes ováricos son de varios tipos. Los quistes funcionales se refieren a los quistes que se desarrollan durante la menstruación, e incluyen quistes del cuerpo lúteo, quistes foliculares y quistes hemorrágicos. Los endometriomas son quistes que se desarrollan en las mujeres que sufren de endometriosis. La apariencia del tejido, similar en su estructura morfológica con capa de tejido interno del útero (endometrio) se llama endometriosis. Las células del endometrio se unen a la superficie del ovario, separándose de otras zonas y crecen en la capa cortical del ovario formando quistes. Éstos son benignos, pero pueden ampliarse y llegar a ser dolorosos. Cistoadenomas son tumores benignos que se desarrollan a partir de tejido de ovario. Estos pueden aumentar causando aumento de peso. A veces las mujeres pueden incluso desarrollar poliquístosis  o  síndrome de ovario poliquístico. Es un trastorno que se caracteriza por el desarrollo de  multiples quistes en el ovario. Esta condición también podría ser responsable de causar un útero agrandado. Los síntomas comunes de la ampliación del útero causados por quistes de ovario son la presión y dolor en el abdomen, dolor de espalda, dificultad para orinar, dolor y  sangrado menstrual  anormal y   sensibilidad en los senos.

La adenomiosis
El engrosamiento del útero que se produce cuando el tejido que normalmente recubre el útero empieza a crecer dentro de la pared muscular del útero es médicamente conocida como adenomiosis. La adenomiosis es una de las causas más comunes de úteros agrandados. Esta condición ocurre sobre todo en mujeres jóvenes que han tenido hijos. Las mujeres en sus 30 años, especialmente aquellas que han sido sometidas a una cesárea durante el parto o aquellas que han tenido una cirugía de útero, son más propensas a desarrollar la adenomiosis. Aunque esta afeccion es generalmente benigna, es muy dolorosa. Además de la ampliación del útero, las mujeres afectadas por esta enfermedad también pueden experimentar síntomas tales como calambres menstruales, sangrado abundante durante los períodos, el paso de coágulos de sangre durante la menstruación y el sangrado vaginal entre períodos. Se puede tratar con bastante eficacia con medicamentos anti-inflamatorios y terapia hormonal. En algunos casos graves de  adenomiosis, la histerectomía puede ser necesaria.

Además de las causas mencionadas de útero agrandado, condiciones tales como embarazo molar y el cáncer del cuello de útero también pueden causar su agrandamiento. La fibrosis del cuello  de útero, el síndrome de Asherman y anomalías congénitas que afectan el cuello, la vagina o el útero también figuran en la lista de causas de agrandamiento uterino. Si bien la ampliación del útero es una consecuencia normal del embarazo, no es un motivo de preocupación porque el útero se contrae de nuevo poco a poco a su tamaño normal después del parto. Sin embargo, diversos tumores benignos y malignos en el útero pueden causar un útero agrandado. El desarrollo de los tumores uterinos benignos debe ser diagnosticado y tratado tan pronto como sea posible. Las mujeres por lo tanto, deben buscar ayuda médica al experimentar los síntomas de agrandamiento del útero. La terapia hormonal, la medicación, la histerectomía total / parcial, procedimientos quirúrgicos o tratamientos alternativos pueden ayudar en el tratamiento de los problemas de agrandamiento de útero. Un diagnóstico correcto y oportuno y el tratamiento sin duda hallará el camino para una rápida recuperación.

 

Leave a Reply