El músculo cardíaco es un tipo de músculo que sólo se encuentra en las paredes del corazón, el estudio de las características de este musculo es muy interesante. Las células del músculo cardíaco comparten algunas características con la del músculo esquelético y músculo liso. Para obtener más información sobre el músculo cardíaco, siga leyendo...

Características del músculo cardíaco

El corazón es un órgano muscular que tiene cuatro cámaras, cada una de las cuales juega un papel crucial en el bombeo de la sangre que circula por todo el cuerpo. Casi todos nosotros somos conscientes sobre el mecanismo de trabajo del corazón humano y su importancia en el bienestar de un individuo. Pero, por desgracia, no muchos de nosotros conocemos las características del músculo cardíaco. En el cuerpo humano existen tres tipos de músculos, el músculo cardíaco es uno de ellos.

Características del tejido muscular cardíaco

El músculo cardíaco está presente en la pared protectora del corazón, particularmente concentrado en la parte del miocardio. El mantenimiento de una resistencia óptima del músculo es crucial para el funcionamiento normal del corazón. Se requiere un suministro adecuado de oxígeno, la insuficiencia del mismo causa deterioro o incluso la muerte de las células musculares. Cualquier anomalía en la estructura del músculo cardíaco crea las condiciones médicas, que pueden ser de leves a graves. Para una mejor comprensión de la estructura y las funciones del músculo cardiaco, vea los siguientes puntos:

Las células del músculo cardíaco
Las células que componen el músculo cardíaco se denominan colectivamente como cardiomiocitos. Contienen un número múltiple de las mitocondrias, que permiten su respiración aeróbica que tendrá lugar constantemente. La rama de células al azar y entrelazadas entre sí, se asemeja a una malla. Esto le da fuerza a las paredes del corazón para soportar una mayor presión, sometidas a las repetidas contracciones en el bombeo de sangre.

Singularidad del músculo cardíaco
El carácter único del músculo cardíaco es que solo está presente en el corazón, no en otras partes del cuerpo. Es involuntario en la función, es decir, la función del músculo cardíaco está controlada involuntariamente. Las características únicas del músculo cardíaco son la presencia de células ramificadas. Estas células están conectadas por medio de discos intercalados.

Las células marcapasos del músculo cardíaco
Además de los cardiomiocitos del músculo cardíaco, hay algunas células especializadas, llamadas las células marcapasos. Ellas son las responsables de iniciar y controlar el latido del corazón. Funcionalmente, las células marcapasos regulan los impulsos eléctricos del corazón, lo cual desempeña un papel directo en el mantenimiento de la frecuencia cardíaca.

Estructura del músculo cardíaco
El músculo cardíaco se asemeja a los músculos de tipo esquelético debido a que ambos muestran estriaciones transversales. En cuanto a la similitud con el músculo liso se refiere, ambos tipos de músculos tienen el núcleo central.

Función del músculo cardiaco
Una de las características que vale la pena mencionar es la perfecta coordinación de las células durante la contracción y latidos de corazón. La principal función del músculo cardíaco es bombear la sangre a los vasos sanguíneos, para la circulación a través del cuerpo. Para este propósito, el músculo cardíaco recibe oxígeno y nutrientes a través de las arterias coronarias.

Contracción del músculo cardiaco
¿Qué tan especial es el músculo cardíaco en su contracción? Las células del miocardio son las responsables de la contracción de las paredes del corazón, que es crucial para el bombeo de sangre desde el ventrículo. La comunicación de los cardiomiocitos para la contracción se realiza  por medio de los discos intercalados que están dispuestos correctamente entre las células.

Como puede ver, las características de un músculo cardíaco se distinguen, en comparación con otros tipos de músculos. Cuando se observa un músculo cardíaco con un microscopio sofisticado, las células tienen apariencia estriada. Esto es debido a los filamentos de las proteínas puestas de una manera particular. Se sabe que las células del músculo del corazón tienen una tasa muy pequeña de regeneración. En la actualidad, más estudios de investigación están en curso para averiguar la capacidad de regeneración del músculo cardiaco.

 

Leave a Reply