La disminución de la temperatura en el niño


La disminución de la temperatura en el niño

Cuando un niño enferma, el aumento de la temperatura a un nivel de 38-38,5 °C, se considera normal. De esta forma, el cuerpo del niño está luchando contra la infección agresiva. La reducción de esta temperatura corporal con la ayuda de la medicación no es necesaria. Esto sucede para que el sistema inmunológico se pueda enfrentar al problema. Si la temperatura aumenta por encima de los niveles antes señalados, serán indicados los medicamentos para bajar la fiebre. Sin embargo, se puede producir una situación opuesta, cuando se produce una disminución de la temperatura en el niño. Se consideran indicadores críticos los 36 °C y por debajo.

Los síntomas de la disminución de la temperatura del niño

  • La piel se vuelve fría al tacto y húmeda.
  • La respiración se trastorna, se hace pesada, como si se alargara.
  • Pueden aparecer los trastornos del sistema cardiovascular. Disminuye la presión arterial y el pulso esta alterado.
  • La pérdida de la conciencia.
  • El niño se vuelve somnoliento y débil.

Tal condición se considera crítica, ya que puede provocar la anoxia de los órganos internos, lo que lleva a los cambios patológicos.

¿Qué puede ayudar a evitar la disminución de la temperatura corporal en un niño?

Tan pronto como se presenten los primeros síntomas, es importante tomar inmediatamente las medidas necesarias para mejorar el estado del niño:

  • En primer lugar, poner al niño sobre la cama y cambiarle la ropa. Esta debe de estar completamente seca. La ropa húmeda puede reducir aún más la temperatura. La ropa de la cama también debe estar seca.
  • Cuando se produce la disminución de la temperatura en un niño pequeño, se debe prestar especial atención a sus pañales. No deben permanecer mojados, ya que la temperatura corporal del bebe disminuirá aun más. Los niños que ya saben caminar, pero que no pueden controlar físicamente el proceso de la micción, tampoco pueden permanecer húmedos y fríos. La orina se libera muy a menudo en pequeñas porciones, por lo que se debe comprobar este aspecto.
  • Mantener al bebé en un lugar cálido, es una necesidad para la normalización de la temperatura corporal. Vista al niño con la ropa de telas naturales. Puede colocar un calentador de los pies (que puede ser una botella de plástico con el agua tibia), lo que garantizará un aumento uniforme de la temperatura.
  • El té caliente, las compotas de frutas, o un poco de agua calentarán el cuerpo del niño.
  • Proporcionar el aire fresco en la habitación. Al mismo tiempo evitar las corrientes de aire.

Se sabe, que la disminución de la temperatura del cuerpo es tan peligrosa como el aumento. Por lo tanto, no debemos descuidar esta condición.

 

Artículos relacionados:

La discapacidad auditiva en los niños

La hemofilia en los niños: los síntomas y el tratamiento

Un cuerpo extraño en las vías respiratorias de un niño

Las quemaduras del sol en los niños

¡Una lesión en la cabeza de un niño! ¿Como ayudar a su hijo en el caso de un trauma en la cabeza?

La dislocación en el niño. Los primeros auxilios para la luxación

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *