Los resultados altos de la presión arterial diastólica puede producirse por una grán cantidad de razones. Lea el artículo siguiente para conocer los síntomas, las causas y las formas posibles de curación. Siga leyendo...

La alta presión arterial diastólica

La sangre circulante ejerce una presión sobre las paredes de los vasos sanguíneos. Esta presión se conoce como la presión arterial que varía entre la presión sistólica (la máxima) y la presión diastólica (la mínima). El instrumento utilizado para medir la presión arterial es el esfigmomanómetro. La lectura de la presión arterial se representa en la forma de una fracción (por ejemplo 140/90), donde el denominador y el numerador representan la presión diastólica y sistólica, respectivamente. La presión diastólica, cuando se eleva por encima de 90, indica problemas de salud y similares, es el caso del aumento de la presión sistólica a más de 140.

Las causas de la alta presión arterial diastólica

Nuestro corazón se relaja para permitir que la sangre fluya hacia el corazón. La medición de este suceso es la presión diastólica. La presión arterial entre las contracciones musculares, a veces supera el valor normal, lo que indica trastornos subyacentes del corazón. Las causas de la alta presión arterial diastólica se pueden atribuir al envejecimiento. Con el aumento en la edad del corazón, sus músculos se debilitan y se ponen rígidos, reduciendo la cantidad de flujo de sangre al corazón. Por lo tanto, la lectura que se hace de la presión diastólica es alta. Un estudio reciente ha demostrado, que las personas mayores de 60 a 75 años, són más propensos a sufrir la presión arterial diastólica alta, causada por la hipertensión y el nivel de estrés elevado. La presión diastólica se eleva durante el consumo regular de una dieta alta en sodio. El consumo regular del colesterol y las grasas saturadas aumenta la lectura de la presión diastólica. Aparte de esto, el estilo de vida de una persona desempeña un papel muy importante en el control de la presión arterial alta. La presión diastólica alta es el resultado de beber y fumar en exceso. Las condiciones médicas, como la obesidad, la diabetes, los trastornos renales, las infecciones virales y la cirugía cardíaca previa también aumentan la lectura de la presión diastólica. En los apartados siguientes se explicará más sobre los signos y los síntomas de la presión diastólica alta.

Los síntomas de la alta presión arterial diastólica

Los signos y los síntomas de la presión arterial alta se hacen evidentes, cuando la presión arterial sistólica y la presión arterial diastólica, aumentan las lecturas en su conjunto. Las personas con la alta presión arterial diastólica sufren de riesgos de la salud que ván desde leves a severos. El dolor de cabeza, la falta de energía, la fatiga, la somnolencia, la confusión, las náuseas, la dificultad para respirar, la visión borrosa, el mareo y la inquietud són los síntomas de la presión arterial alta. Las posibilidades de sufrir un ataque al corazón, són las enfermedades del pericardio, la enfermedad coronaria, la miocardiopatía hipertrófica y el aumento de la estenosis aórtica. Los síntomas de la presión arterial alta también se asocian con el dolor de corazón, el dolor en el brazo izquierdo, los problemas de respiración y la micción frecuente. La alta presión arterial diastólica durante el embarazo es perjudicial para el desarrollo del feto. Se reduce el flujo sanguíneo a través de la placenta y se reduce el suministro adecuado del oxígeno y los nutrientes necesarios para su desarrollo. La presión arterial alta durante el embarazo también puede causar preeclampsia, que puede ser fatal para el bebé.

El tratamiento para la alta presión arterial diastólica

Los peligros de la presión arterial alta pueden ser controlados con la medicación adecuada y una dieta en la etapa inicial. Si una persona es diagnosticada con la presión arterial alta, se deberán adoptar de inmediato las medidas de cautela. El tratamiento será determinado por los médicos. Hay medicamentos amplios y pastillas para bajar la presión arterial diastólica. Tomando las pastillas con regularidad, conseguirá que disminuya una lectura elevada. Una persona que sufre por la presión arterial alta, debe adoptar una dieta saludable, que excluya sustancias nocivas como el tabaco, el alcohol, el colesterol y las grasas saturadas. Leves ejercicios físicos controlan la frecuencia cardíaca normal en cada individuo. También se puede participar en las sesiones de control del estrés, llevadas a cabo por los terapeutas, que són muy eficaces para controlar la tensión y la fatiga mental.

El tratamiento para la presión arterial alta sólo será efectivo si es seguido rigurosamente. Los síntomas mencionados anteriormente, si se experimentan con regularidad, no deben ser descuidados y un chequeo médico cuidadoso es lo más aconsejable.

Leave a Reply